viernes, septiembre 28, 2007

La anorexia como publicidad

 Hay una máxima en publicidad que dice "quien da primero da dos veces". Lo que da, no sé si primero, pero sí con más fuerza, es el escándalo.
 
 El fotógrafo Oliviero Toscani es un maestro de la provocación escandalosa. Lo ha vuelto a demostrar con la modelo anoréxica que desnuda para la firma de moda Nolita. Sin una sola prenda sobre su cuerpo cadavérico, la chica parece un fantasma esquelético que acusa con la mirada vidriosa a los transeúntes que pasan por delante de la valla publicitaria.
 
 ¿Es culpable la moda de su cuerpo o es culpable la sociedad de la moda y, en consecuencia, del escaso peso de la joven? Difícil respuesta. La moda quiere modelos delgadas. La sociedad (encarnada en familia, amigos, colegio, trabajo, etc) nos adjetiva, sobre todo a las mujeres, de delgadas o gordas. ¿Y nosotras? Pues rematamos la faena cogiendo un complejo.
 
 Estos días la sociedad se escandaliza con la campaña publicitaria del fotógrafo de Benetton. Cosa rara en una sociedad que mira pronto con indiferencia las campañas más radicales de tráfico o los anuncios más terroríficos de las cajetillas de tabaco. La modelo anoréxica mete miedo con su pose de top model mostrando un cementerio de huesos que respiran agonía. Es la enfermedad occidental de nuestro siglo. Por eso muchos se escandalizan. Por eso no quieren verla.



Sé un Mejor Amante del Cine
¿Quieres saber cómo? ¡Deja que otras personas te ayuden! .

jueves, septiembre 27, 2007

Cambiemos el sexo

El Sergas nos va a cambiar el sexo gratis; si lo solicitamos, claro. Lo aprobó el Parlamento gallego con el sí contundente del Bipartito y la abstención (entiéndase un sí) del PP del señor Núñez Feijoo.

Podemos sentirnos felices. Yo, desde luego lo estoy. De mi cuenta corriente no puedo decir lo mismo: todavía no se recuperó de la factura del dentista de pasado verano. Pero ¿qué importa? La posibilidad de transexualizarme gratis debe consolarme y hasta hacerme feliz. Mis dientes son cosa secundaria. Si fueran importantes, el señor Quintana llevaría a la asamblea legislativa autonómica un proyecto de ley para pagarme limpiezas y empastes. A mí y a todos los ciudadanos gallegos que superamos la infancia, pero, gracias a Dios, conservamos dentadura propia.

Dentro de un año, cuando me toque revisión en el dentista, no sé si conservaré la felicidad que siento hoy al enterarme de que la Xunta me puede hacer chico a golpe de bisturí pagado con los impuestos de todos.

No, no me voy a sentir feliz. Yo no tengo una necesidad de cambio de trasero. Necesito dentista gratis o, al menos, subvencionado. Me traumatiza pagar una factura que me priva, año tras año, de unas vacaciones, un vestido más caro, unos zapatos mejores, etc, etc, etc.

martes, septiembre 25, 2007

El libro de Luis Herrero

No corren buenos tiempos para la Casa Real. Desde que Mitrofán fue abatido por la escopeta real, parece que la maldición del oso ruso sobrevuela La Zarzuela. Nunca tanto se había hablado de Su Majestad en la prensa seria y nunca tan mal quedó el monarca.

Sale estos días alas librerías un libro firmado por el periodista Luis Herrero que, entre loas al es presidente Adolfo Suárez, nos muestra a un monarca más gobernante que reinante. Lo más polémico son las palabras que pone el autor en boca del señor Suárez sobre una petición de abdicación en el año 1994. En esa frase, fuera cierta o no, al señor Herrero se le fue la mano. La situación personal de aquel al que le "llamaba Adolfo" merece un respteo. Para hacer una crítica al Rey sobraban las palabras de una persona que , lamentablemente, no se puede defender.

Quien sí se puede defender es Su Majestad. Nadie le impide sacar un comunicado diciendo que se lo pasa pipa con sus amigos de cacería (las amistades que critica el señor Herrero) o que no piensa abdicar hasta que Dios lo piense por él. A no ser que don Juan Carlos prefiera ser defendido por un Fiscal General del Estado que ordena secuestros de revistas y no hace mucho caso a las fotografías de la realeza borbónica quemadas por los simpatizantes de aqullos a quienes les digo "hablando se entiende la gente".

Otra forma de defenderse de futuros libros escritos por periodistas metidos a políticos de la derecha es evitar amigos poco recomendables, cacerías de osos emborrachados y ponerse a reinar, es decir, a aguantar la viñeta que le va en el sueldo y a defender la Constitución que juro cumplir y hacer cumplir.

Más muertos en Afganistán

Todas las contiendas bélicas que emprende el señor de Texas, con la ayuda del señor Aznar en la pasada legislatura y con el apoyo del señor Zapatero en la presente legislatura para todas las guerras que no sean en territorio iraquí, causan muchos muertos. ¿Qué tendrá el presidente americano para llevarlos a todos a la guerra? Me lo pregunto muchas veces. El ex presidente Aznar lo seguía como si una guerra fuera un juego de niños en el patio del colegio. El presidente Zapatero, nuestro hombre de paz, quita a los soldados de Irak, los deja en Afganistán y los lleva a El Líbano. Tres países sin arreglo posible, sobre todo los dos primeros.

¿Y qué hacen los del "no a la guerra"? Nada. Los soldados muertos son profesionales que van a donde les manda el inquilino de La Moncloa. A Irak que no los mande, pero a las tierras afganas no importa. Allí están en "misión de paz". Mueren en atentados, pero tranquilos, que la paz va a llegar cualquier día. Hasta podrían pillar a Bin Laden en un descuido mientras el terrorista más buscado esté grabando un vídeo para meterle miedo al señor Bush. ¿Se lo imaginan? Mr Bush no tendría más remedio que llamar a ZP y pedirle perdón por no ponerse al teléfono en casi cuatro años.

Pero no es día para echar a volar la imaginación. Hay dos soldados españoles muertos y seis heridos, tres de ellos graves. Hay familias rotas por esa maldita guerra para poner una democracia donde nunca soñaron con otra cosa que no fuera un Alá todopoderoso y unas mujeres humilladas bajo una tela azul que no se atreven a tirarsela al marido y a todos los hombres del país. Dos españoles fallecidos en una guerra fracasada del señor Bush que apoya ZP. Descansen en paz.

sábado, septiembre 22, 2007

El violador del Vall d´Hebrón


Hoy, sábado 22 de septiembre, sale un violador a la calle, como todos los violadores que han pasado por la cárcel, es decir, sin rehabilitar y dispuesto a lanzarse sobre la primera mujer que se le antoje.

Esta Justicia nuestra lo permite. Los políticos, también legisladores, están a otra cosa. Esta semana, por ejemplo estuvieron muy ocupados ejerciendo de hinchas de las selecciones deportivas y hablando de banderas. La bandera de la seguridad de las mujeres no estuvo en su orden del día. Ni siquiera el Presidente Zapatero, feminista confeso, tuvo entre sus preocupaciones la salida del violador del Vall d´Hebrón de prisión. comprendo que no le preocupe: Doña Sonsoles y sus hijas tienen escoltas. Pueden estar tranquilas.

¿Y las demás mujeres? ¿Podemos estar tranquilas con una Justicia que pone a violadores en la calle e incluso los premia con reducciones de condena como si fueran ladrones de coches? Ni podemos estar tranquilas ni tenemos un partido político que lleve en su programa la cadena perpetua para delincuentes que, según los expertos, no se rehabilitan. No existe tal partido porque pedir la cadena perpetua para los violadores y pederastas no es progre. Lo progre, para estos políticos que padecemos, es sembrar nuestras ciudades de delincuentes a ver si Dios, desde arriba, hace el milagro de la reinserción.


jueves, septiembre 20, 2007

La otra cara de la inmigración

La emigración suele presentársele al que emigra como una solución a sus problemas económicos. Mira a su alrededor y ve que el hijo del vecino viene de España con coche, mejor ropa que la que llevaba cuando emigró y unos cuantos churumbeles hablando español como nativos y le dice a la parienta "vamos para allá", como hace unos años decían nuestros padres a nuestras madres que se iban para Suiza porque allí "se facian moitos cartos"

Lo malo es que no todos hacen mucho dinero. Los hay que dejan la pobreza llevadera en el país propio para caer en la pobreza paupérrima del país que, en vez de ser la tierra de El Dorado prometido, es la tierra de la pesadilla de la escasez absoluta. Fue lo que le ocurrió al inmigrante rumano que se quemó a lo bonzo después de ser estafado por conocidos parientes y despiadada burocracia española. Los parientes, decía su hija Isabella, que lo arrastraron a España con la promesa de una vida mejor y le quitaron los ahorros que destinaba al viaje de regreso a la vida anterior. La burocracia hizo el resto: le pidió papeles para ayudarlo y le negó el billete de regreso que le da sin pedírselo a muchos africanos que vienen y no quieren irse. Tendría que insistir más dirán algunos. Quizá. Pero no todos somos iguales. Hay personas a las que les puede el orgullo; les dicen no y no regresan. Rebuscan el mechero en la camisa y se abren las carnes en llamas de muerte.

El inmigrante rumano de Castellón acabó muriendo dos semanas después de que se quemara con su propia familia de testigo. Su muerte no es portada. Ya no es noticia. Su familia está en Rumanía porque, una vez moribundo el padre, la burocracia y la caridad pagaron los billetes de avión que no pagaban con el padre vivo. Ahora les enviarán al padre muerto. Nunca un viaje de regreso a la tierra natal ha sido tan caro. Deseemos que España no envíe más padres muertos y que descanse en paz un inmigrante digno que mereció otra suerte.

lunes, septiembre 17, 2007

No pudo ser el oro

No pudo ser. La selección española de baloncesto se quedó con la miel en los labios y tuvo que conformarse con una plata que sabe a derrota como todas las platas.

La medalla de plata es la medalla de los perdedores que ganan a los que se llevan el bronce en un triunfo que los pudo haber dejado fuera del medallero. Pero en este caso, nada tienen de perdedores estos chicos de Pepu que tantas alegrías nos han dado y prometen seguir dándonos si ayudan los hados.

Ayer no se puede decir que tuvieran la suerte de cara. Me refiero más que a la suerte de meter canasta, a la suerte que desprendía la grada. No es que yo crea mucho en eso de los gafes, pero deben ser como las meigas, que haberlas haylas. Cuando pasaron las imágenes de lo que había por allí sentado, los que me rodeaban ante el televisor, empezaron a hacer una porra de si íbamos a perder la final porque estaba el señor Zapatero y alguno otro que también consideraban gafe. Juro que cruce los dedos. Ante aquella teoría del gafismo que defendían mis compañeros de sillón, no se salvaba nadie. Bueno, se salvaban los gafes, que son gente que dan mala suerte a todos menos a sí mismos.

La teoría de los gafes y antigafes se cumplió en el último minuto de partido. Gasol falló la última canasta y se perdió el europeo como aquella llorada liga que se le fue de las manos al Deportivo en 1994. Yo ayer no lloré por el mundial perdido porque tras pasarme el partido oyendo a una amiga señalar con dedo acusador a ZP, Gallardón y demás invitados al evento como gafes, ya me había mentalizado para la derrota como la que está convencida de que no se le puede ganar a la mala suerte sin los que defensores de esta teoría del gafismo llaman antigafes. ¿Qué quién era el antigafe que tenía que estar allí y no estaba? Era Nadal. Habrá que arrimarse al tenista de Manacor para tener suerte.

jueves, septiembre 13, 2007

La niña de los McCann

Las familias adineradas no suelen levantar sospechas. La gente suele asociar las páginas de sucesos con un cóctel de pobreza y desestructuración familiar aliada con alcohol y drogas, pero la evidencia empírica a veces demuestra lo engañados que estamos.

Los padres de la niña Maddy son médicos, esposos que se aman hasta en las dificultades y, aquí viene lo insólito, sospechosos de la muerte de su hija. Dicen que les suministraban a los niños pastillas de dormir como quien reparte caramelos a la puerta de un colegio. Todos sabemos que los niños suelen tener la rabieta de no dormir cuando les interesa a los padres que duerman. Estos médicos ingleses, presuntamente, aplicaron sus conocimientos de fármacos para aplacar las rabietas de sus hijos en el momento que ellos tenían antojo de fiesta con los amigos y se les fue la mano con la niña Madeleine.

Pero no cuadra la novela negra que nos contaron a la Humanidad que se apiadó de ellos y hasta les dio dinero para buscar a su hija desaparecida en una noche de sueño forzado en la soledad de tres niños abandonados en un apartamento del Algrave portugués durante las tres horas que les duró la cena a sus progenitores. Ellos dicen que son inocentes, aunque estos días, cuando ya han sido declarados sospechos por la Justicia lusa, les ha cambiado el gesto de padres afligidos por el de padres preocupados por las rejas que se les avecinan. La prensa nos cuenta cada día un capítulo de un argumento que parece escrito en un mano a mano entre Agatha Christie y Mary Higgins Clark. Hoy nos desayunamos con la sospecha de que estos dos individuos enterraron a su hija en la iglesia de la Praia da Luz. Una vez más la realidad supera la ficción.

Lo insólito es que pudieran movilizar a la opinión pública de medio mundo y convertir a su hija en la reina de los niños desaparecidos. Creo que el capítulo de la iglesia no es el último. La novela que montaron los McCann promete nuevos capítulos y el mismo horror que las películas de Hitchcock.



Sé un Mejor Amante del Cine
¿Quieres saber cómo? ¡Deja que otras personas te ayuden! .

lunes, septiembre 10, 2007

El fracaso escolar según la ministra Cabrera

Ya conocemos la causa del fracaso escolar: el bajo nivel de estudios y la escasa renta de los padres de los alumnos. Lo dijo la ministra de Educación, una señora progre, nacida en familia de derecha rica y sobrina de un ex presidente del Gobierno.

La señora Cabrera Calvo-Sotelo mira las estadísticas con ojo de lince. Ella ve números absolutos perdidos en la relatividad que se le escapa. Compara colegios públicos con colegios privados como quien compara El Corte Inglés con la tienda de la esquina. El Corte Inglés factura más que un humilde tendero, ¿quiere decir eso que las lechugas de la frutería de El Corte Inglés son mejores que las de la frutería de Pepe? Seguramente no, incluso me atrevería a decir que las lechugas de la frutería de Pepe están más frescas. Hasta diría con convencimiento que el tendero Pepe es mejor gestor que el dueño de El Corte Inglés. Nunca lo podremos comprobar porque si a don Isidoro Álvarez le propusiéramos ponerse al frente de una humilde tienda de barrio, se negaría. Don Pepe, mi tendero ficticio, estaría encantado de sentarse en el sillón de mando de El Corte inglés, pero sólo puede soñar.

En cambio, la ministra de Educación, si ZP lo permite, puede tomar decisiones. Yo le propongo hacer la estadística completa: que cambie durante un curso académico a los profesores de centro. A ver si esos maravillosos maestros de los concertados-privados consiguen los mismos aprobados en colegios públicos con bibliotecas escasas, gimnasios peores, escasez de ordenadores, conexiones a Internet brillando por su ausencia, alumnos de todas las ramas de la viña del Señor (no sólo de la que florece sin dar problemas), etc, etc, etc. Y para que la estadística sobre el fracaso escolar quede redonda, la señora ministra debería hacer otro cambio más: pasar los alumnos de los colegios privados-concertados a los colegios públicos donde no se regalan los aprobados (yo lo comprobé en carne propia ganando cada título con muchas horas de estudio) ni te chivan lo que va a caer en la selectividad.

La estadística sobre el fracaso escolar plasma la realidad de la educación española: una escuela privada-concertada que está matando por estrangulamiento de recursos a la escuela pública. Y lo de la renta o nivel de estudios de los padres es el topicazo de que de un médico tiene un hijo médico o un albañil, como mucho, tiene un hijo vendiendo camisas en El Corte Inglés.

miércoles, septiembre 05, 2007

Las cartas de madre Teresa

 Justo cuando se cumplen diez años de la muerte de madre Teresa van a publicarse unas cartas suyas en las que confiesa sus dudas de fe. Sus detractores, que también los tenía, tienen ahora un motivo más para criticarla.
 
 Seguramente algunos piensen cómo una mujer que manifestaba a sus amigos tales dudas seguía mostrándole al mundo su sonrisa y hablando de un Dios amoroso. La procesión suele ir por dentro. ¿Cuántas veces no le regalamos a los que nos rodean un gesto amable cuando en el fondo de nuestro ser creemos que no nos merecen?
 
 No sé si madre Teresa creía que Dios no la merecía. Era para creerlo. La pobre mujer aplicaba la fórmula del Evangelio y los pobres, en vez de curarse de pobreza, se multiplicaban en más miseria. Está demostrado a lo largo de los siglos que la caridad no erradica la pobreza. Lo único que consigue es parchear la cosa. La pobreza se empieza a solucionar cuando el personal controla la natalidad (no se deben tener hijos si no se pueden mantener), y esto ocurre cuando la gente empieza a echarle cuentas a la existencia.
 
  A la santa de Calcuta le faltó valentía para predicar una solución de andar por casa. Y le faltó coraje para pedirle a los poderosos que la rondaban en las fotografías que hay que globalizar los derechos sociales. ¿A dónde va un país sin seguridad social? La realidad nos responde que a 47 millones de personas sin médico en EEUU. ¿Y a dónde va un país sin educación pública y gratuita en la etapa obligatoria? Posiblemente a tener "los hijos que nos mande Dios"  por no utilizar los métodos anticonceptivos del amor seguro porque siempre encontrarán un clérigo que le coma el coco al personal poniendo un pecado donde no lo puso Cristo.
 
 En los países de Tercer Mundo es difícil creer que existe el Dios benevolente que relata el Nuevo Testamento. Tampoco en los que llaman Primer Mundo se pasea el de Arriba beneficiándonos con alegrías excesivas. Dios, (yo estoy convencida de que existe) poco tiene de bueno y de justo. Sólo hay que abrir el ¡Hola! para ver en imágenes a todo color los trozos de cielo que reparte el Señor siempre a los mismos. Reyes reinantes y sin reino, modelos, actrices y actores, famosos empresarios con grandes beneficios... ocupan el Reino de la Tierra. Jesucristo digo en su día que el Reino de los Cielos será de los pobres. Habrá que verlo. Madre Teresa parece que dudaba de la promesa. Yo empiezo a dudar también. Empiezo a creer que en el más allá veremos a los mismos disfrutando la felicidad que compran a golpe de billetes de banco.



Sé un Mejor Amante del Cine
¿Quieres saber cómo? ¡Deja que otras personas te ayuden! .

lunes, septiembre 03, 2007

La inauguración de las galescolas

En la Galicia gobernada por el señor Quintana no podíamos ser menos que en el País Vasco: ya tenemos veintitrés galescolas inauguradas y otras tantas caerán dentro de un año. Lo de los galecolexios, galeinstitutos y galeuniversidades queda para la próxima legislatura bipartita.

Los niños gallegos, gracias al buen hacer de estos gobernantes de andar por casa, ya no van a la guardería (poco podían ir los pobres por la escasez de plazas); ahora pueden ir a una galescola con cuño de nación nacionalista en el mandilón e idioma único. En la Galicia que sueña el señor Quintana, y permiten PSOE y PP gallegos, se hablará un único idioma (¿qué es eso de hablar el idioma de Cervantes?), se cantará el himno a todas horas para ser gallegos con pedrigri como nuestros abuelos rezaban el rosario a diario para ser católicos dignos de la salvación eterna y nos vestiremos con los colores de la enseña patria. Casi nada. Ni aquel Franco que sufrieron nuestros antepasados tenía ideas tan patrióticas.

Hasta se enteraron en Madrid de que nos están nacionalizando los de don Anxo. Desde la villa y corte tampoco quedan atrás. Si aquí te mandan las criaturitas para casa echando pestes porque les dan clase de literatura forzosa a tiernas edades, desde Madrid te provocan un cabreo cuando lees o oyes en la prensa pro PP que la letra del himno insulta a quien "no habla gallego". Estos defensores de la España unida necesitan un diccionario de gallego-castellano y algunas horas de gallego sin politizar.

Pero dejemos al margen de la cuestión lo que deja o deja de decir el himno gallego. Pidámosle a todos, a los de aquí y a los de allí, respeto. El himno se canta en los actos públicos y se estudia en clase de literatura gallega cuando toca, que no es a los tres años ni a los menos tres. Y si vamos a hablar de letras de himnos muy políticamente correctas no se salva ni la Marsellesa. Mejor cantamos todos el yo amo a Laura y soñamos con el amor platónico.

Logo Que

Intenciones de voto en noviembre de 2017

La gente, según el CIS, busca más seguridad mirando a la derecha y huyendo de Podemos porque Pablo Iglesias da miedo y cada ve...