jueves, noviembre 29, 2007

El Parlamento gallego a favor del aborto libre

 No se puede decir que en Galicia nuestros políticos no sean progres. Andan a la última moda de la noticia. Esta vez les faltó tiempo para proclamarse en el Parlamento a favor del aborto libre. Yo creo que leyeron en los periódicos la noticia de la detención del doctor aborto y se apresuraron a votar "sí al aborto", no vaya a ser que en Galicia una querella de los pro vida lleve a la cárcel a algún médico matarife de fetos crecidos hasta rozar la edad de bebé sonrosado.
 
 Todos votaron sí al aborto libre en el pazo do Hórreo. Los del PP no, pero ya sabemos que los noes de los populares, con el tiempo, acaban en un sí muy afirmativo.
 
 El caso es que se apuntaron a la noticia al son del "nosotras parimos y nosotras decidimos" que proclamaban las diputadas del Bloque. Pero, ¿es cierto que decidimos?... Poco puede decidir una mujer embarazada abandonada por el padre del niño que crece en su vientre, detestada por su familia de origen, señalada con un dedo acusador por vecinos y amigos, presionada por la empresa para que cobre una indemnización y se vaya o se vaya con el despido pelado. ¿Decide parir en la pobreza o abortar conservando lo que tiene? Difícil decisión. Seguro que las diputadas defensoras del aborto libre nunca tendrán que decidir entre ser madres solteras en apuros económicos o abortar; por eso ofrecen la interrupción forzosa del embarazo para las mujeres gallegas víctimas de un espermatozoide irresponsable. Podían ofrecer la alternativa al aborto: una plaza de guardería para el niño y un empleo para la madre. Pero no, lo proge es el aborto más forzoso que libre, la píldora del día después y amor, mucho amor sexualizado sin anticonceptivos a tiempo.
 
 En el parlamento gallego y en los demás parlamentos del Estado, incluido el Congreso de los Diputados, falta una diputada poniéndose en pie y diciendo: "chicas, el sexo se practica con preservativo, ponérselo quiera o no quiera". Un preservativo a tiempo es la solución al aborto y a muchas enfermedades de transmisión sexual que andan por ahí causando problemas.



¿Chef por primera vez? - Sé un mejor Cocinillas.
Entra en Yahoo! Respuestas.

lunes, noviembre 26, 2007

Manifestación de la AVT sin Rajoy

La proximidad de las elecciones cambia la foto de la manifestación de la AVT. Sigue habiendo muchas banderas rojigualdas, muchos manifestantes, himno cerrando el acto, pero el señor Rajoy se quita de detrás de la pancarta. No pensemos mal. Eran cosas de la agenda. En Almería necesitaban un discurso del señor Rajoy, después venía la comida, le café, el largo puro de don Mariano y no había tiempo para llegar a Madrid.

Repito: no pensemos mal. A las anteriores manifestaciones de la AVT, el líder de los populares nunca faltó. Aplaudía cuando había que aplaudir, sonreía a sus potenciales votantes, contestaba las preguntas de los periodistas que le acercaban la alcachofa. Él apoyaba a las víctimas del terrorismo.

Las sigue apoyando, pero el pasado sábado la agenda no daba de si. Don Mariano estuvo contando los minutos hasta los días previos a la manifestación, mientras deshojaba la margarita de la oportunidad política. ¿Dónde se ganaban más votos? Por supuesto, en el mitin de Almería. Y allí se fue don Mariano. Supongo que si en marzo las urnas lo dejan en la oposición, volverá a la foto de las manifestaciones de la AVT. La agenda, una vez pasadas las elecciones, queda muy vacía para el jefe de la oposición.

miércoles, noviembre 21, 2007

El libro de la esposa del juez

 El juez Bermúdez tiene una esposa periodista que no sabe dejar pasar la noticia de largo aunque sea de mal gusto, en su caso, sacarla en un libro de memorias actuales. La señora Beni olió la cocción de la sentencia del 11-M en su casa y empezó a escribir una sentencia de librería de El Corte Inglés que casi termina antes que la que su marido juez leyó en la Casa de Campo. Veinte días sólo separan los folios judiciales de los folios de papel cuché matrimonial.
 
  Detrás de cada gran hombre hay una gran mujer, se suele decir. No sé si el juez Bermúdez es un gran hombre, ni siquiera me atrevería a decir que es un gran juez, pero la mujer a la que le ha puesto la alianza en el dedo dista un gran trecho de la grandeza de las grandes mujeres. ¿Qué libro escribiría doña Elisa si en vez de ser la esposa de un juez fuera la esposa de un médico? No quiero imaginar los secretos médicos que saldrían por su procesador de textos, una vez que cayeran en sus oídos en un paseo por las playas de Cádiz.
 
 Eso sí, la señora escribe por amor al dinero. Todo por la pasta. Los beneficios del libro son para ella. Las víctimas del 11-M que no esperen un donativo de la esposa del juez. Ella es una casada en régimen de separación de bienes; bienes materiales, supongo, porque la confidencialidad parece que es cosa de dos en ese matrimonio tan bien avenido de juez estrella y periodista desconocida para el gran público hasta este momento estelar.
 
 El juez no dice nada del libro de la esposa. Él ya ha dicho lo que tenía que decir en la sentencia, ahora es doña Elisa la que dice lo que tenía que contar en un libro.Y el libro es suyo. Que nadie lo dude.



¿Chef por primera vez? - Sé un mejor Cocinillas.
Entra en Yahoo! Respuestas.

martes, noviembre 20, 2007

Rajoy promete una reducción de impuestos

 Las elecciones se acercan y los partidos políticos ofrecen el oro y el menos oro para ganar el voto indeciso, que es siempre el que inclina la balanza a favor de unos o de otros. El PP de don Mariano ha sacado la vieja propuesta de la derecha del cajón de los recuerdos: la bajada de impuestos.
 
 ¿Quién no quiere pagar menos a Hacienda? Todos. Pues es posible. Los populares echaron las cuentas de la economía en recesión que se avecina a marchas forzadas, y se le soluciona el problema con una reforma fiscal del IRPF en principio, y después veremos si nos quitan Sucesiones y Patrimonio, dos impuestos que no pagan los ricos de verdad (ellos pagan Sociedades hasta por lo que es economía doméstica). De momento quienes no van a pagar son los que cobren 16.000 euros al año. El voto anciano tiene que caer en masa hacia el PP porque las pensiones de jubilación quedan dentro de los que se libran de pagar al fisco. Bueno, esas son las cuentas de Génova 13. Para ganar el voto, anciano o todavía juvenil, hay que convencer de que lo prometido va a misa si don Mariano sale triunfador de las urnas en marzo.
 
 ¿Es posible bajar los impuestos?, se preguntarán muchos de los que se ven tentados a darle el sí al señor Rajoy. Técnicamente, al menos, la cosa funciona. En la práctica está por ver que una bajada de impuestos reactive la economía y, en consecuencia, con una presión fiscal menor, se recaude más; depende de que se haya alcanzado el punto máximo de imposición que la ciudadanía está dispuesta a aguantar. En caso de haberse alcanzado, la reducción de impuestos reactivaría la economía. Al menos es lo que Arthur Laffer demuestra con su famosa curva con forma de campana.
 
 Don Mariano promete demostrar que la curva de Laffer, es decir, la bajada de impuestos, funciona en España. Sin duda, es la mejor propuesta que lleva en su programa político el PP comparada con ideas peores, algunas de las cuales, como el cheque-bebé, copiadas por los socialistas.



¿Chef por primera vez? - Sé un mejor Cocinillas.
Entra en Yahoo! Respuestas.

viernes, noviembre 16, 2007

El guateque de los funcionarios

 El señor Gallardón tenía un guateque de funcionarios comisionistas en el ayuntamiento de Madrid sin saberlo, o sin querer enterarse. ¿Cómo va a estar en esas cosas un político con aspiraciones a La Moncloa? Él estaba pensando en su mudanza de un despacho mediano a un despacho de grandes dimensiones en el nuevo edificio municipal, mientras no toca el escaño en el Congreso de los Diputados.
 
 Los funcionario corruptos nada tienen que ver con don Alberto. Él y sus concejales están en la cosa política, entiéndase ganar elecciones, cobrar el sueldo, aparecer por los plenos municipales y aprobar los presupuestos de la villa y corte. La cosa administrativa corrupta no los salpica. Ellos no robaban, sólo dejaban robar.
 
 La solución a los latrocinios del guateque funcionarial ya la ha encontrado el señor Gallardón: la privatización de la concesión de licencias. ¿Cómo no se le habría ocurrido antes? Sólo tenía que sacar el conejo de la chistera de la política económica de derechas radicales.
 
 La privatización es la solución. Fuera funcionarios. ¿Y el jefe del personal municipal? Supongo que sobra. Si se pueden privatizar las tareas realizadas por funcionarios también se podrán privatizar las tareas realizadas por el alcalde, digo yo. Por ejemplo, privatizar el control del funcionariado que no han realizado don Alberto y sus concejales. Claro que no había tiempo: el jefe no trabaja, sueña. Sus sueños de suceder al señor Rajoy en la candidatura a la presidencia del Gobierno le quitan mucho tiempo.
 
 Seguramente en otros ayuntamientos regidos por alcaldes menos soñadores, algunos funcionarios también andan de guateque. Las calderadas suelen ser plato de todas las casas y de todas las ideologías porque el dinero tienta a poner la mano pidiendo propina por un okey a una cafetería o a aceptar la recompensa de un agradecido ciudadano que busca al funcionario amigo de sus amigos para solucionar lo suyo. Siempre ha ocurrido. Afortunadamente, parece que, una vez que los malayos  de Marbella desfilaron por la cárcel, empiezan a desfilar los del guateque de Madrid. Esperemos que por la pasarela de la Justicia desfilen todos los que son y no sólo todos lo que están.



¡Descubre una nueva forma de obtener respuestas a tus preguntas!
Entra en Yahoo! Respuestas.

miércoles, noviembre 14, 2007

La primera separación en La Zarzuela

La Casa Real no es distinta a otras casas ni la Familia Real es distinta a otras familias españolas. Los hijos nacen, crecen, se casan, hacen abuelos a los padres y se divorcian.

El amor tiene finiquito, es una nómina que se agota con el esfuerzo de convivir con una pareja que va cambiando en el espejo del día a día. Él y ella. Los dos protagonistas de la novela cambian desde el capítulo del "sí, quiero" hasta el capítulo del "¿nos divorciamos?".

Ya nadie se extraña ante el anuncio de un divorcio. ¿Qué es el divorcio de una Infanta? ¿Y qué? ¿Acaso no se le divorciaron a la Reina de Inglaterra tres hijos? El amor en los palacios también se rompe como una porcelana de todo a cien.

La separación de los duques de Lugo sólo le importa a Jaime Peñafiel. El veterano periodista buscará los motivos de la grieta matrimonial en un ictus mal llevado por la pareja ducal. Don Jaime Peñafiel aún no se ha enterado de que el "sí, quiero en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, etc" sólo se dice para el vídeo de la boda. En el domicilio conyugal, cuando llegan los problemas, adiós amor, por mucha bendición que nos haya echado un obispo.

El amor se ha adaptado a los tiempos. Los hijos de la generación que inauguró la ley del divorcio tras la Transición disfrutan el divorcio rápido a golpe de amor apasionado. Las abuelas sufridoras son para nosotros la prehistoria de las relaciones personales. Al marido no se le sufre, se le deja. Y a la esposa también se la deja. ¿Qué hay hijos? No importa. Los niños harán la maleta cada fin de semana o, si somos más modernos, cada tres días. Lo peor es repartir la hipoteca, pero también tiene arreglo la cosa financiera: vendrán nuevas parejas para firmar otro préstamo a medias. La vida sigue.

En la Familia Real sigue la vida monárquica con doña Elena separada de hecho y pensando la fecha para anunciar el divorcio, una vez anunciado "el cese temporal de la convivencia matrimonial". Supongo que volverán a elegir un martes 13 que coincida con la condena a unos humoristas por dibujar a los Príncipes en postura amatoria para tapar con un roto conyugal un descosido en la libertad de expresión.

lunes, noviembre 12, 2007

Chávez la arma en la Cumbre Iberoamericana

 Es don Hugo Chávez un hombre de insulto fácil, palabra rápida y discurso incendiario. Lo volvió a demostrar en la Cumbre Iberoamericana, donde llegó, habló y la armó.
 
 Llegaba don Hugo con la cabeza caliente de oír las protestas de los universitarios de su país. Una persona cabreada no está para fiestas. Los enfados son como las borracheras: hay que dormir la mona para no soltarle las cuatro verdades que se te pasan por la cabeza a los que te saluden en ese mal momento. El señor Chávez no lo hizo, se fue hacia Chile sin curar el enfado por sus problemas con los venezolanos que le protestan en la calle y, en la mesa de la reunión, encontró el fantasma del señor Aznar. Menos mal que sólo era un fantasma lo que veía don Hugo. Si llega a estar el señor Aznar en cuerpo y alma, las televisiones podrían ofrecernos un vídeo como los vídeos de peleas entre adolescentes que, lamentablemente, triunfan en Internet.
 
 No quiero imaginar una pelea a puñetazos entre un señor Aznar, que no hizo la mili en su día, y un señor Chávez, sobrado de militarismo revolucionario, y jaleado por el líder del sandinista de Nicaragua más algún otro presidente del otro lado del charco enfadado con alguna eléctrica. En pleno siglo XXI, gracias al discípulo más destacado del dictador cubano, una Cumbre Iberoamericana cruzaría el túnel del tiempo hacia el siglo XIX.
 
 Por suerte para todos, allí estaba el señor Zapatero para defender al señor Aznar (por una vez se acordó de que es Presidente de todos los españoles incluidos los adversarios políticos más los empresarios que critican Chávez y compañía). Don Hugo no callaba. Había encontrado a un fascista y a unos empresarios saqueadores de la riqueza de Latinoamérica. Ni siquiera obedecía al Rey de España, quien con su contundente frase "¿por qué no te callas?" pedía respeto para un ZP interrumpido por el vociferante venezolano. El monarca acabó levantándose porque, roto el hielo, era el Presidente de Nicaragua el que continuaba haciendo leña del árbol español que no acaba de florecer en la escena internacional.
 
 No somos nadie. El Chad nos encarcela a la tripulación inocente de un avión, el Presidente de Francia nos rescata a las azafatas, en la Cumbre Iberoamericana nos toman por el pito del sereno,... Sin duda, es la consecuencia de la diplomacia de civilizaciones aliadas puesta en práctica por el señor Z. Pero pudo ser peor. Gracias a Dios, al presidente de Venezuela no se le dio por quemar una fotografía de Su Majestad.



¡Descubre una nueva forma de obtener respuestas a tus preguntas!
Entra en Yahoo! Respuestas.

jueves, noviembre 08, 2007

El sueño de Fraga

 Soñar es fácil, sobre todo cuando tienes a mano dinero para realizar los sueños. Fue lo que le ocurrió al señor Fraga: pensó un día en un sueño para Galicia, o para sí, que en un presidente viene a ser lo mismo. Los presidentes, sean de una Comunidad Autónoma o del Estado completo, suelen identificar su persona con el conjunto del país. Ellos se creen país por cuatro años y empiezan a soñar, sentados en el cómodo sillón de mando, con las formas de dejar su nombre sellado sobre el terruño.
 
 Los faraones en Egipto hicieron lo mismo: soñaron con unirse a Dios en una pirámide que conservara sus cuerpos momificados par la eternidad. Y sus sueños se hicieron realidad. Los sueños de don Manuel van también por buen camino. Cada año más dinero se destina a construir unos edificios que no se sabe para qué son, pero se sabe que cuestan caros. Seiscientos  millones de euros dicen que va a ser el importe final. Una millonada con la que se podrían construir varias residencias de ancianos diseñadas por un arquitecto más barato que Peter Eisenman.
 
 Ahora andan investigando en el Parlamento a ver quien derrochó más en el Monte Gaiás. Todos derrocharon: don Manuel y sus pupilos y estos del cambio para otro sueño en el que cabe la ensoñación del ex Presidente. Los políticos tienen en común el estilo faraónico de los sueños. En eso se diferencian de nosotros, los ciudadanos de andar por la calle: ellos sueñan con escribir su nombre en un monumento que entre en la eternidad del arte histórico y nosotros soñamos con llegar a fin de mes estirando los euros del salario modesto.
 
 
 
 



¡Descubre una nueva forma de obtener respuestas a tus preguntas!
Entra en Yahoo! Respuestas.

miércoles, noviembre 07, 2007

Mohamed VI está enfadado

 Mohamed VI está enfadado porque los Reyes de España visitan dos ciudades españolas. Tan enfadado está el sultán de Marruecos que no sabe donde plasmar el enfado. Empezó llamando a su embajador a consultas, convocó alguna manifestación ante las fronteras y la embajada española en Rabat, siguió con un comunicado y sorprendió a los periodistas omitiendo su enfado en el discurso que leía ayer con motivo de la Marcha Verde.
 
 ¿Qué iba a decir el todopoderoso monarca alahuí ante un Pueblo que se echa a las calles gritando que son españoles y vitoreando a los Reyes como no se hace ni en Madrid? Había estos días en Ceuta y Melilla más banderas que en las bodas de todos los hijos de Sus Majestades. Aquello era España, es España; no hay duda. Don Juan Carlos ponía cara de incredulidad ante tanto fervor popular mientras la Reina saludaba con ganas. Después de la quema de fotos borbónicas, los aplausos de los ceutíes y melillenses fueron como agua de mayo en el otoño seco de popularidad que está viviendo la Familia Real.
 
 Ceuta y Melilla merecían una visita real mucho antes y muchas veces, como otras tantas ciudades españolas. La Casa Real debería replantearse sus viajes por España, darles un carácter más institucional, como éste último, y dejarse de ir de imagen a inauguraciones de los chiringuitos benéficos que monta el empresario de turno, casi siempre banquero. Para inauguraciones de cosas de la Caixa, fiestas de Telva y demás saraos ya están las modelos.



¡Descubre una nueva forma de obtener respuestas a tus preguntas!
Entra en Yahoo! Respuestas.

lunes, noviembre 05, 2007

"El arca de zoé": otra ONG en la picota

Las ONGs vuelven a estar de actualidad con el escándalo de "El arca de Zoé", una organización no gubernamental francesa que, según cuentan, traficaba con niños pobres de África. Pobres niños. Tan pequeños y ya eran mercancía, como hace siglo lo fueron sus antepasados en el mercado de esclavos.

El dinero lo compra todo, hasta un niño cuando no puedes o no quieres parirlo. Siempre habrá una ONG haciendo caridad con el Tercer Mundo: ayuda a cambio de niños, o de gracias, o de un trozo más grande de cielo en la vida eterna. Gratis no hay nada. Los duros nunca se intercambiaron por cuatro pesetas, y los euros menos.

Los niños del Chad tenían familia, pobre, pero familia. Vimos las imágenes de madres negras que tomaban en brazos a hijos que regresaban a la mesa humilde. Muchas de aquellas madres, con la miseria bordada en los remiendos de los vestidos, seguramente quisieran a su niño en una mesa francesa, besado por una parisina perfumada con chanel nº5.

Cuesta comprenderlas en esto que llamamos Primer Mundo, en una Europa en la que no se alumbran niños pobres. Hay que abortar, dicen las madres en apuros, o lo dicen por ellas el padre del espermatozoide y la abuela del feto que quiere ser niño. En África se siguen pariendo niños pobres, acunados por madres que sueñan con un hijo inmigrante a este lado del Estrecho.

"El arca de Zoé" les llevó un sueño prematuro de hijo europeizado arrancándole al bebé por unas monedas tan falsas como las de Judas. Francia quiere franceses importados del Tercer Mundo. Había negocio, demanda de niños pobres para darle cariño con una play station. Pero el negocio resultó fallido esta vez. Quizá olvidaron la propina al funcionario importante, no sé. Sarkozy tampoco lo sabe. El Presidente francés sólo sabe que hay que rescatar europeos, sean o no sean franceses, y se lanza en su avión presidencial al recate, como en otros tiempos se lanzaban los caballeros a salvar a las doncellas encerradas en las mazmorras de una torre cualquiera.

Los quijotes en el siglo XXI ya no son españoles. El señor Sarkozy aprovechó el domingo para salvar a los suyos (los periodistas franceses) y a las nuestras (las azafatas españolas) de una prisión chadiana dejada de la mano de Dios. ZP estaba de vacaciones de fin de semana con la familia y el señor Moratinos de visita privada en Marruecos. Eso sí, llegaron a tiempo para hacerse una foto en el aeropuerto con las azafatas y con el Presidente Sarkozy. Esperemos que encuentren también tiempo para ocuparse de la liberación de los otros tres españoles que quedan en el Chad.

viernes, noviembre 02, 2007

La sentencia del 11-M

"No se sabe que tipo de explosivo estalló en los trenes, pero era de Mina Conchita" leyó con voz nerviosa el juez Bermúdez. No era para menos el nerviosismo de Su Señoría. Estaba leyendo la sentencia más esperada de la Historia de España, sobre todo en cuanto a la clase política se refiere.

Ahí los tenemos ya enzarzados en la discusión de los días posteriores al trágico atentado. Si tiempo para leer la sentencia, los líderes segundones de PSOE y PP están entre el "ETA no ha sido" del señor Rubalcaba y el "Irak no ha sido" del señor Zaplana. Los señores Zapatero y Rajoy se reservarán apara algún vídeo posterior o quizá para el cruce dialéctico en el Congreso, pero seguro que también toman el camino de la crispación una vez que terminen la lectura pausada del fallo judicial.

¿Y quién fue, según los jueces? ¿ETA o Al Qaeda? ETA no estaba en la instrucción del sumario y no apareció en la sentencia. Al Qaeda quedó en un par de marroquíes de los bajos fondos y un ex minero esquizofrénico que traficaba con explosivos. Los demás acusados se fueron con una pedrea de condena o la suerte de la absolución. Pocas penas. Matar, a muchos de los inculpados en la masacre, les ha salido a precio de amigo. El supuesto autor intelectual del atentado, un egipcio encarcelado en Italia, quedo en nada. Parece que los autores materiales tuvieron tiempo y luces para idearlo.

En resumen, Al Qaeda en España, según la sentencia, es una alianza de lo peor de las civilizaciones: un asturiano loco y un par de marroquíes discípulos a distancia de Bin Laden.

Las próximas semanas veremos como la prensa abre en canal la sentencia. Buscarán lagunas entre línea y línea, como en su día las buscaron en el sumario. Agujeros negros, decían. ¡Y tan negros! Los jueces no saben qué explosivo mató a la gente, pero saben que salió de una mina llamada Conchita ubicada en las montañas cercanas. Los desiertos lejanos se reducen a unos cuantos marroquíes de andar por Madrid. Hay que reconocer que a Bin Laden los discípulos le salen listos. Estira el dedo desde los peñascos afganos y encuentra en Madrid a unos cuantos musulmanes originarios de Marruecos, con inteligencia macabra para organizar una carnicería humana en vísperas de las elecciones generales. Fue por la guerra de Irak dirán muchos. ¿Y el 11-M en EEUU por qué guerra fue? ¿Por la política exterior de Mr. Bush?...

Miedo da el mundo que se avecina con una sombra de terror amenazando desde Oriente y EEUU intentando ganar la guerra con tanques a los talibanes de turno. Si creemos la sentencia del 11-M, el enemigo potencial es cualquier chalado que un día se inspire en el terrorista del turbante y se levante con ganas de repartir mochilas-bomba por los trenes de cercanías. De que hubiera elecciones generales tres días después los jueces no dijeron nada. Eso lo dejan para que el personal lo interprete a su gusto.

El Sergas no da vez para radiografías

Dos semanas lleva el Sergas sin darnos vez para hacer radiografías de pies, piernas, manos y bracitos. Sólo radiografían el ...