miércoles, mayo 28, 2008

La inagotable crisis del PP

 La crisis del Partido Popular va como la familia: bien, gracias. Los militantes más de derechas empiezan a marchar porque no es su PP el nuevo PP de don Mariano, es un PP desconocido, un PP que se renueva hacia un centro sin la crispación de la derecha con ganas de manifestación y de bronca.
 
 Los antiguos peperos no están por la labor de suavizar el discurso, algunos van en pequeños grupos a Génova 13 a gritar "Rajoy dimisión". Don Mariano, de momento, no quiere oír ni a los simpatizantes que ya no simpatizan con su liderazgo ni a los compañeros que ya no lo apoyan; se queda aferrado a su despacho mientras su proyecto de centro reformista naufragia antes de llegar al congreso de junio. Muchos populares empiezan a sufrir la enfermedad del espanto; hasta el señor Aznar se hace cruces al ver que el sucesor se renueva demasiado. Los peperos quieren seguir derecheando con vivas a la familia tradicional, pestes en contra de la EdC y lejos de consensos con ZP cuando el señor Rajoy ya ha dejado de derechear.
 
 Esto del Partido Popular no tiene visos de solución. Se parece demasiado a las crisis que acabaron con la desaparición de la UCD. Debe ser cierto eso que dicen por ahí de que la Historia se suele repetir.
 
 



Enviado desde Correo Yahoo!
La bandeja de entrada más inteligente.

viernes, mayo 16, 2008

El Día de las Letras Gallegas

 Mañana sábado se celebra el Día de las Letras Gallegas, un día que hace años no era festivo ni estaba tan manchado por la política como lo está ahora. Recuerdo con nostalgia las fiestas que celebramos en el colegio, las semanas previas ensayando obras de teatro para representar el 17 de mayo, me recuerdo a mí misma memorizando un guión, aquel guión que con tanto cariño había adaptado, recuerdo aquel precioso vestido rosa de la protagonista.
 
 Ahora, en cambio, el Día de las Letras Gallegas es un festivo politizado, cosa que nunca se debió permitir por parte de los escritores en lengua gallega. La literatura, el arte, debe estar por encima del bien y del mal de la política. No se vende literatura con una manifestación el día 18 en plan quejica ni se consiguen más gallegohablantes llevando a los escolares a correlinguas que acaban dando vivas al vicepresidente Quintana como si la Vicepresidencia de la Xunta fuera un Vicereino Galaico rescatado de la Edad Media.
 
Respetemos el arte, la literatura, al escritor que escribe sin llorar ni venderse a un político; alguno habrá y si no lo hay, debería haberlo. El idioma necesita una pluma comprometida con la belleza porque sólo desde la belleza se llega a la gente, se vencen los prejuicios, se hace un idioma grande.
 
 Los idiomas son lo que es su literatura, sobre todo lo que es su poesía, las letras de las canciones. En Galicia no tenemos un Serrat o un Sabina que lleguen al gran público cantando en gallego. Deberíamos tenerlos porque el gallego es un idioma muy poético, mucho más poético que el castellano, es un idioma vibrante del que se pueden sacar grandes letras para canciones alejadas del tópico del folclore.
 
 Como decía, mañana se celebran las Letras Gallegas. compremos literatura en gallego, olvidémonos de los políticos, de sus políticas, de sus normalizaciones lingüísticas, de las imposiciones bienintencionadas que acaban teniendo el efecto contrario al que buscan. Abandonémonos en la belleza de la literatura escrita en gallego, en la poesía sobre todo.
 
 No lo niego: la poesía es mi pasión inconfesable. Si algún día me pierdo, seguro que me encuentran con un libro de poemas en la mano, recitándolos como en aquellos tiempos escolares repetía una y otra vez los diálogos que con tanto cariño había escrito para un 17 de mayo. Sí, en gallego, igual que las poesías que hoy son mi vicio y de cuya autora no voy hablar, entre otros motivos, por respeto al escritor homenajeado este año, Xosé María Álvarez Blázquez, del que es el siguiente poema:
 
Non é certo que os nenos teñan fame

Non pode ser.

Ben o sabedes todos

os que andades no mundo atafegados

á percura do pan dos vosos fillos

Ises outros que vedes pola rúa

pedindo esmola,

non teñen fame, non, porque daquela

vos teríades morto de vergonza.


E ben vos vexo andar nos vosos coches

ou nos tranvías, a berrar de cousas

estranas, -¡viva, beba, baba, buba¡-

sen reparar naquil esfarrapado

que coa moura mauciña está petando

na porta de ferro.

Por iso penso que non é verdade

o que algún caviloso di dos nenos

que andan así petando pola vida

-¡Non, home, non¡- lle dixen a un de aqueles-

A xente pasa leda......¡Fora boa

que andivesen a rirse dos seus crimes¡



Enviado desde Correo Yahoo!
La bandeja de entrada más inteligente.

jueves, mayo 15, 2008

María y Mariano: nuevo capítulo de la crisis del PP

 Al señor Rajoy se le tuerce el camino hacia el aplauso unánime que esperaba en su congreso de junio. Cambió de rumbo dejando atrás la crispación con el Gobierno ZP y los suyos andan bastante perdidos. No reconocen en el nuevo Mariano a su antiguo jefe. Ellos quieren marcha, follón, oposición, principios, ideas claras. El nuevo señor Rajoy está en otra cosa: intenta ganar las elecciones del 2012 yendo por una carretera distinta a la que fue en la legislatura previa a las elecciones perdidas.
 
 No es de extrañar que se oigan voces disconformes con el líder del PP e incluso personas como María San Gil declaren que "ha perdido la confianza en el señor Rajoy". Estaban acostumbrados a la senda crispada y no están preparados para sumarse al nuevo camino de aproximación a ZP que ha emprendido un Mariano que ha regresado de Cancún con una metamorfosis kafkiana en las ideas.
 
 La señora San Gil, ¡quién lo diría!, le ha montado un lío a don Mariano. Riámonos de los dimes y diretes de la lideresa Aguirre. Esta chica del País Vasco va en serio, dice que se va y le ves cara de irse y, lo peor para el jefe, es que le abre la puerta de salida a los descontentos. Don Mariano está en sus horas más bajas desde que perdió las elecciones, pero seguro que en su fuero interno se siente optimista: se van los que desea que se vayan al partido liberal o al partido conservador. Él está en el centro de la calle Génova y de allí no lo moverá otra cosa que no sea una nueva derrota electoral en el lejano año 2012.
 
 La fotografía de María y Mariano en la capilla ardiente del último asesinado por la banda terrorista ETA valía más que todas las declaraciones de los peperos juntas. ¿La crisis? Bien, gracias. Estos del PP andan como las peores familias: sólo se juntan en los entierros y las fiestas las hacen por separado. A nadie extrañaría que terminarán divorciándose entre un Mariano que sabe que está en el centro de sí mismo y un candidato alternativo que bien pudiera fundar un nuevo partido político para que los descontentos se volvieran a sentir en su casa.
 
Qué! Doña Jimena



Enviado desde Correo Yahoo!
La bandeja de entrada más inteligente.

martes, mayo 13, 2008

¿Por qué no se calla, Majestad?

 Dicen que deben hablar de ti aunque sea mal, pero mejor es que hablen bien, que te piropeen, sobre todo cuando los piropos vienen de la boca de un rey. El presidente Zapatero tiene motivos para sentirse dichosos: entre sus fans se encuentra el rey don Juan Carlos. Pocos pueden contar con mejor "padrino".
 
 En todo caso, parece que la admiración es tan mutua como sincera. Es un secreto a voces que hay buen rollito entre los actuales inquilinos de La Moncloa y La Zarzuela, pero la declaración entusiasta de Su Majestad a una periodista de "el mundo" ha dejado estupefacto al personal. El Rey de todos los españoles ya no esconde su izquierdeo progre. Debe ser que no contempla la posibilidad de un tambaleo de la Corona a causa de aires republicanos nacidos en la derecha del Hemiciclo. Razón no le falta: los del PP siempre fueron buenos chicos a la hora de hacerle reverencias a la Familia Real. La República es cosa de izquierdas en este país y la izquierda mayoritaria, hoy por hoy, se llama PSOE, un partido cuyo máximo líder es un "monárquico republicano" confeso.
 
 Las declaraciones de Su Majestad no son tan improvisadas como algunos creen. Don Juan Carlos hace política de continuidad de la Monarquía adulando al mandamás socialista que va camino de eternizarse en el poder, más que por méritos propios, por los errores de una oposición en crisis. Que nos quede claro: Juan Carlos de Borbón votaría al señor Zapatero, le gusta el Presidente, lo encuentra "honesto, recto" y sigue diciendo el Monarca: "no divaga, sabe a que dirección va, tiene profundas convicciones, es un ser humano íntegro".
 
 Su Majestad por primera vez opina de un Presidente del Gobierno democrático. Los españoles, en cambio, no podemos opinar de Su Majestad donde muchos quisiéramos opinar: en las urnas. La Transición nos queda lejana, la Monarquía ha evolucionado hacia un partidismo propio de una Presidencia de República ¿Qué decir de los privilegios de sus miembros? Son demasiados.
 
 Lamentablemente, no podremos expresar en las urnas nuestra opinión sobre la Corona. La reforma constitucional quedará en el baúl de los olvidos también esta legislatura. Un rey que se permite alabar al Presidente del Gobierno de turno no accederá a una modificación de la sucesión al trono que puede terminar en un plebiscito sobre la Familia Real porque de las urnas nunca se sabe lo que va a salir hasta que se cuentan los votos. Los españoles, visto lo visto, bien podríamos inclinarnos por una República, aunque el PP sea vasallo de Su Majestad y el PSOE tenga un líder loado por el Monarca que pida un sí para la reforma constitucional.
 
 Seguiremos, pues, con una Monarquía encabezada por un rey que últimamente habla demasiado. El "¿por qué no te callas?" que don Juan Carlos le dijo al presidente de Venezuela debe empezar a aplicárselo a sí mismo. ¿Por qué no se calla, Majestad?. ¿Quién se atreve a pedirle neutralidad al Rey? Mejor que no se atreva nadie. Cuidadito los de "El jueves". No vaya a ser que quien en su día fue heredero de Franco a titulo del Rey ordene un secuestro de publicaciones o se sume a la querella de la hermana de la nuera pidiéndole a la prensa un silencio más propio de una dictadura que de un país democrático. Todo es posible cuando los privilegios se nos suben a la chistera y no hay nadie próximo que se atreva a ponernos los pies en la acera.
 



Enviado desde Correo Yahoo!
La bandeja de entrada más inteligente.

lunes, mayo 12, 2008

Una foto con la poligamia

 Dice la vicepresidenta que no sabía que el nigerino con el que se fotografió era polígamo. Al parecer, la señora de la Vega se presta para fotografiarse antes de que le presenten a los desconocidos. Después pregunta, o a lo mejor tampoco pregunta, se limitará a suponer que la joven compañía femenina se trata de las bellas hijas del varón machista de Níger.
 
 No quiero pensar que la número dos del señor Zapatero se nos ha "modernizado" retrocediendo a la Edad Media, ahora que anda con la libertad religiosa rondándole la cabeza. Si en la libertad religiosa del gobierno ZP tiene cabida la poligamia, apaga y vámonos. No, no quiero pensarlo. Se me pone la piel de gallina con sólo pensar en una ley que legalice en España la unión de un macho con un harem sumiso a sus órdenes de canalla.
 
 La fotografía no tiene desperdicio. Es una instantánea que inmortaliza dos civilizaciones incompatibles. Por un lado, la vice, una mujer con un importante cargo político en un gobierno occidental. Por otro lado, el atraso social de la África islámica representado en unas mujeres que no sueñan con ocupar la vicepresidencia del gobierno de su país ni hacer otra cosa que no sea tener hijos a destajo por motivos religiosos. ¡Qué momento para soltarle cuatro verdades al empresario de Níger! Doña María Teresa no lo hizo, practicó la libertad religiosa y después se asustó al verse en la foto. No era para menos: la fotografía es un insulto al feminismo.
 
 La libertad religiosa, que esta última semana anda tan en boca de todos, hay que limitarla con los derechos humanos para no caer en el libertinaje en nombre de un Dios. Que no me hablen de libertad para un matrimonio forzado o para compartir mi vida con las tres amantes de un señor medieval, por no citar otras atrocidades que sufren las mujeres en los países musulmanes. Esas "libertades" no pueden tener cabida en un país occidental. Espero que no se cuelen en la ley de libertad religiosa que tan preocupada trae a la señora de la Vega estos días; una ley que hay que endurecer para obligar a las religiones, especialmente a la islámica, a respetarnos a las mujeres.



Enviado desde Correo Yahoo!
La bandeja de entrada más inteligente.

miércoles, mayo 07, 2008

El monstruo de Amstetten

 Los periódicos no dejan de ofrecernos cada día nuevos capítulos del caso del "monstruo de Amstetten". La crónica negra vende tanto como la crónica rosa, sobre todo cuando casi es imposible imaginar una atrocidad peor que la cometida por Josef Fritzl.
 
 ¿Nadie sabía nada de lo que ocurría en la casa del sótano del terror? Parece poco probable que una esposa no conozca al marido hasta tal extremo, más creíble es que no quiera admitir los defectos delictivos del esposo o, incluso, que haya colaborado en el secuestro de su hija Elisabeth porque alguien, digo yo, debía alimentar a los secuestrados cuando el padre delincuente andaba por Tailandia de turista sexual.
 
 El monstruo de Amstetten se cobijó en una familia de esas que nos venden como perfectas: muchos hijos, esposa en casa, padre ganándose los garbanzos fuera, "generosidad interfamiliar" (adoptaba los nietos que "milagrosamente" le aparecían en la puerta de casa). Y el estado austríaco actuó en su día como muchos quisieran que actuase cualquier Estado: sin meter las narices en las cosas de la familia. Si al individuo Fritzl le aparecía un niño a la puerta con una carta escrita por la hija desaparecida, el Gobierno austríaco se lo daba en adopción sin más investigaciones. Eran cosas de familia. Lo malo es que las cosas de familia resultaron ser los más atroces delitos que puede cometer un ser humano.
 
 Dios nos libre de familias como la que le tocó en desgracia a Elisabeth. El padre un pederasta, la madre una mujer simplona de las que dice sí al marido como otrora los esclavos le decían sí al amo, los hermanos, tan acatadores de la voluntad paterna, nada supieron en veinticuatro años de lo que el progenitor escondía en el sótano.
 
 Hay familias unidas que son un asco. Todo se tapa con el manto de la virgen. La ley del silencio es su Constitución de andar por casa. No nos extrañemos que de vez en cuando salga a la luz pública una joven con siete hijos de un padre violador y secuestrador o tres bebés en un congelador paridos años atrás por una perfecta casada con un marido que, sorprendentemente, no sabe si su mujer está embarazada o simplemente es que se le acumulan los kilos en la tripa durante una temporada (me refiero a los bebés de la localidad alemana de Möllmicke).
 
 Dejémonos de endiosar a la familia perfecta y empecemos a hablar de personas libres, de ciudadanos, de individuos individuales. Sintámonos personas sin ataduras sentimentales. Sólo así podremos denunciar los trapos sucios si tenemos la mala suerte de que un día aparezcan en nuestro entorno próximo. La dignidad de la persona debe ponerse por encima de la familia para no tener dudas cuando es necesario un divorcio o es imprescindible una denuncia , en casos como los de una hija que sufre abusos sexuales por parte de su propio padre.



Enviado desde Correo Yahoo!
La bandeja de entrada más inteligente.

El Sergas no da vez para radiografías

Dos semanas lleva el Sergas sin darnos vez para hacer radiografías de pies, piernas, manos y bracitos. Sólo radiografían el ...