lunes, junio 21, 2010

Una buena boda garantiza un buen futuro

  Si tuviera hijos, les pondría como ejemplos a seguir  los de Letizia Ortiz y ese tal Daniel de apellido imposible, que fue agraciado con el sí quiero de la princesa Victoria de Suecia el pasado sábado. Lo importante en la Europa democrática es elegir cónyuge. No debes "perder" el tiempo estudiando, ni perder los nervios esperando una llamada de un empresario, tras una entrevista en la que prometió hacerte un contrato temporal. Es mucho mejor el contrato matrimonial que te eleve a las alturas. Un matrimonio con un heredero te abre las puertas de la jefatura del Estado. No te faltarán vestidos, viajes, caprichos. La crisis económica será una situación prohibida en tu saneada economía. Jamás te pondrás en la cola de una oficina de empleo pidiendo trabajo. No tendrás que malvivir con un subsidio de 426 euros o ser un número en la estadística de ciudadanos carentes de ingresos. Hoy, igual que siempre, el mejor futuro te lo garantiza una buena boda.
 
 

Viene la República catalana

Cataluña se independiza el 1 de octubre si no lo impiden las urnas. El Estado Español ya sabemos que intentará impedirlo, de momento, con ...