jueves, noviembre 05, 2015

Mariano Rajoy y los pactos

No le gustan a Mariano Rajoy los pactos que se hicieron en Ayuntamientos y Comunidades Autónomas tras las elecciones del pasado día 24 de mayo. No es para menos. Al PP poco lo tienen en cuenta para los pactos, exceptuando Ciudadanos, ese nuevo partido que tanto pacta con el PSOE en Andalucía como con el PP en la Comunidad Autónoma de Madrid. Los de Albert Rivera le ponen una vela al demonio y otra vela al diablo, es decir, a la casta completa, que diría Pablo Iglesias, ese chico que inventó el término y ya se ha olvidado de la palabra porque ahora toca pactar.


Vienen malos tiempos para el PP. Mariano lo sabe. Mira los pactos y tiembla pensando que si Ciudadanos no consigue diputados suficientes para sumarlos a los suyos, tendrá que dejar la Moncloa para un nuevo inquilino. Mariano no se imagina fuera del poder tras haber pasado tantos años cabalgando sobre el erario público.


Pero los ciudadanos decidimos y muchos decidimos que queremos un cambio o que siempre lo hemos querido. No queremos un partido de derechas que gobierna en favor de los ricos y persiguiendo a los pobres con leyes que nos recortan la Economía del Bienestar.


Mariano Rajoy ha tenido desde las pasadas elecciones municipales y autonómicas unos cuantos meses para hacer cambios en su ejecutivo. No los ha hecho. Pudo haber mostrado una cara más amable fichando a personas como Cristina Cifuentes con la que pacta Ciudadanos en la Comunidad de Madrid. Ahora sólo le queda anunciar alguna medida durante la campaña electoral dirigida a una clase media que ya no existe en esta España nuestra porque los trabajadores que se consideraban tal han empezado a considerarse lo que son: pobres. Aun así, muchos se dejarán engañar por ese señor de Pontevedra que gana elecciones cuando el PSOE pierde méritos para ganarlas en ese camino hacia ninguna parte que lleva desde que el señor Zapatero se fue a su casa. Por eso, sólo los pactos entre los partidos de izquierda más un PSOE en declive salvarán a España de los recortes de la derecha de Rajoy, más preocupada últimamente por el tema de la independencia de Cataluña que por la economía de los españoles pobres.

Intenciones de voto en noviembre de 2017

La gente, según el CIS, busca más seguridad mirando a la derecha y huyendo de Podemos porque Pablo Iglesias da miedo y cada ve...