sábado, septiembre 06, 2014

El Nuevo Estado catalán

 Los potenciales votantes del Nuevo Estado Catalán se están desilusionando con tanta corrupción como le han descubierto al señor Pujol. La nueva Cataluña que querían crear no les sale redonda sino ahuecada. Les habían prometido un Estado en el que sus impuestos repercutieran sólo en sus bolsillos, pero parece que sus impuestos ya estaban yendo hacia las cuentas bancarias de los Pujol en Suiza y Andorra. Pobres.
 
 Al final va a resultar que los catalanes son iguales a los habitantes del resto de España. No se diferencian de los andaluces. No tienen diferencias con los extremeños. Hasta se parecen a los gallegos que votan también derecha y sueñan con ser ricos. Pujol, tan catalán él, es idéntico en comportamientos mangantes a los corruptos andaluces. Los políticos andaluces meten en el bolsillo el dinero de los cursos de los parados. Pujol y familia meten en la cuenta corriente comisiones del 3% que quieren hacernos creer que son la herencia del abuelo.
 
 Lo peor es que el Nuevo Estado Catalán se va al traste. Los votantes se les desaniman. Pero pueden volver a animarlos diciéndoles que es mejor que les robe un político catalán. Cataluña tiene derecho a tener sus propios ladrones.
 
 

A Rayanair se le fugan los pilotos

Sin pilotos no hay vuelos y sin vuelos prometidos los clientes que eran fieles a Rayanair se le piran. Dicen los de Rayanair...