sábado, marzo 16, 2013

Que abdique Juan Carlos

 
Nos habían vendido un Rey que nunca fue lo que nos decían que era. Ahora estamos viendo al Juan Carlos que no merece el trono. Un vividor, amigo de sus amantes, mal esposo, no sé si mal padre, corrupto porque corrupción es meter a la amiguita Corina en una casa de Patrimonio Natural y rodearla de escoltas que pagamos los humildes españoles.
 
Alguno pensará que Juan Carlos fue el Rey que nos salvó de Tejero el 23-F. Yo siempre pensé que el golpe de estado fue un paripé organizado por el propio monarca para autojustificar su Monarquía al quedar como Rey salvador de la incipiente democracia.
 
Pero no estamos en el 23-F sino en los años de escándalos en Zarzuela. A este hombre le ha salido una amante lista, una negociadora de altos vuelos que se codea con los hombres que pueden mantener una querida a lo grande. Y el Pueblo calla.  Es la vida privada de Juan Carlos. ¿Vida privada? ¿Tiene vida privada un Jefe de Estado que se supone que debe ser ejemplar por ser Rey?
 
No es ejemplar este monarca que pasa más tiempo en los hospitales que en su despacho. Tampoco es ejemplar su doña Sofía, un pésimo ejemplo para las mujeres maltratadas de este país. Cuando las campañas contra el maltrato les dicen a las mujeres que hay que denunciar, dejar al maltratador, no tener miedo, doña Sofía les dice con su ejemplo que no pasa nada si el marido te pone los cuernos y te humilla con una ostentosa amante alemana. Sonríe y calla. Ese es el mal ejemplo que da la Reina en un país donde al año mueren mujeres y más mujeres a manos de sus maltratadores. Unos cuernos humillantes también son maltrato.
 
¿Sería mejor el hijo? Habría que verlo. Juan Carlos empezó a tener amantes a destajo desde que Franco le puso la corona en la cabeza. Nada indica que el hijo no haga lo mismo y acabe interesándose más en una cacería organizada por la Corinna de turno que en ese paro juvenil que decía Juan Carlos que le quitaba el sueño cuando quien no le dejaba dormir era su princesita alemana.
 
Lo mejor sería la República.  Que se vayan todos los Borbones. Yo quiero votar, elegir al Jefe de Estado en las urnas, poder echarlo cuando le salga un yerno Urdangarín o cuando pague con mis impuestos los lujos de su Corinna.
 
PUBLICADO EN CIAO (EVANGELINA2000)
 
 

Tamara Falcó ejerce de hermana de la novia

Tamara Falcó es la hermana de la novia, un papel de segundona sin futuro en el altar a la vista que no gustaría a muchas muejres...