lunes, enero 05, 2015

El mal ejemplo del jubilado Juan Carlos I

 Lujo, comidas de chef y Fin de Año en California. Esa es la nueva vida del rey Juan Carlos I en un país corrupto desde la Familia Real hasta la mujer del barrendero. Don Juan Carlos no esconde un comportamiento más propio de un Bárcenas que de un monarca jubilado.

 Afortunadamente para él, la prensa no le da caña. Todos sabemos que el Rey está divorciado de hecho de doña Sofía, pero nadie se escandaliza por ese matrimonio arrejuntado sólo en algunas fotos oficiales como, por ejemplo, una misa de aniversario de la duquesa de Alba o la puesta de largo de un cuadro de la Familia Real pintado durante veinte años por un pintor al que le pesaban los pinceles. En España lo perdonamos todo.

 No sé si perdonaremos también que mientras a los jubilados pobres este Gobierno del PP del señor Rajoy les sube sólo un cochino euro las pensiones le paga los lujos a don Juan Carlos en la lejana California. Viendo la vida lujosa de este anciano monarca una piensa que en la Familia Real alguien más que los Urdangarines ha metido la mano en la caja del dinero público. 

Los chicos de la turismofobia

Bienvenido, Mr Marshall decía el título de una archiconocida película del cine español. Eran otros tiempos. Unos tiempos en los que ...