jueves, junio 12, 2008

La huelga que no cesa

 Estamos de huelga, digo estamos, porque cuando vas a la gasolinera y ves que escasea o falta el combustible y las mismas escaseces encuentras en la frutería y, en estanterías próximas a la tarima de las naranjas, encuentras huecos lo mismo que en la pescadería te da la sensación que te han puesto en huelga aunque no te ganes la vida con un trailer de esos que ya andan quemando los piquetes.
 
 El señor Zapatero y su acompañante oposición, en cambio, están en el "no pasa nada".  No hay que meter miedo, hay que quitar hierro, bautizar la crisis económica con otro nombre y esperar a que los camioneros se cansen y regresen al tajo. De momento, más que regresar al tajo, parece que se echan al monte. La huelga ya se ha cobrado un muerto y dos heridos. Es lo que pasa cuando no se toman en serio las cosas. Encima los taxistas acaban de apuntarse a los paros, como si no llegará que los marineros estén con los barcos amarrados a puerto y los transportistas sin arreglar lo suyo, que es lo de todos ellos, es decir, el precio de los carburantes. También es lo nuestro, lo de los ciudadanos de a pie, pero nosotros no nos quejamos, o sólo nos quejamos en el bar a la hora del café ante el compañero o compañera que se queja de lo mismo.
 
 Nunca ningún Gobierno vivió una crisis más cómoda gracias a una oposición que anda a lo suyo. El señor Rajoy no debe saber ni que la huelga del transporte ya se ha cobrado un muerto y dos heridos. Está preparándose para su congreso de Valencia, mentalizándose para los aplausos de los suyos. ¿La huelga? ¿De qué huelga le hablan? Por supuesto no de la que lleva varios meses practicando; no se le habla de la huelga de su oposición inexistente sino de la huelga que estamos sufriendo los ciudadanos.



Enviado desde Correo Yahoo!
La bandeja de entrada más inteligente.

Cataluña empieza a pagar su independencia

  Nada es gratis. Cataluña empieza a pagar su independencia con caídas importantes en su PIB, unas caídas que ya...