sábado, febrero 18, 2006

El problema de la inflación

La inflación empieza a ser un problema que a medio plazo tendrá consecuencias nefastas para la economía española. El pasado mes de enero se registro una tasa del 4.2% el mayor nivel desde junio de 2001. Pero esta cifra es mucho más preocupante si nos fijamos en el diferencial de inflación de España con la Unión Europea: un 2.2% .
Vamos a entrar en una espiral inflación-salarios que se trasladará a los costes en consecuencia perderemos competitividad con Europa, exportaremos menos, lo que llevará a una caída de la demanda que ocasionará a su vez una reducción de la producción y en consecuencia aumentara el paro.
La solución para que en un plazo de unos seis meses no veamos un notable incremento del desempleo sería que el gobierno tomara medidas llevando a cabo una política presupuestaría restrictiva pero en Móncloa se ha optado por un presupuesto deficitario. Se escudan diciendo que el PIB español ha crecido más que el PIB europeo. Esto es cierto pero también es cierto que el crecimiento del PIB español es mucho más desequilibrado frente al de nuestros socios europeos.
En España, a diferencia de Europa, no se ahorra. Se consume porque no compensa ahorrar con unos tipos de interés negativos para el ahorrador que favorecen el endeudamineto en hipotecas cada vez a pagar en más años. Es este exceso de demanda favorecida por unos tipos de interés bajos la que nos lleva a una inflación de costes.

Cataluña empieza a pagar su independencia

  Nada es gratis. Cataluña empieza a pagar su independencia con caídas importantes en su PIB, unas caídas que ya...