TAROT GRATIS

TAROT GRATIS
TAROT GRATIS

sábado, febrero 11, 2006

La crisis de las caricaturas de Mahoma

Lejos de cesar, la crisis de las caricaturas se agrava. Nuevamente cuando el mundo musulmán protesta Occidente se humilla en el exceso de las excusas ofrecidas con todos los gobiernos europeos temerosos de que el monstruo despierte. Decía el Presidente Roosvelt que sólo hay que tener miedo al miedo. Y miedo causa el miedo que se refleja en una Europa que no se atreve a defender la libertad de expresión con todas las consecuencias. Miedo da una Unión Europea que empieza a claudicar de la forma más cobarde anunciando la creación de un código de prensa que evite conflictos de esta naturaleza. Porque este código que ha anunciado el señor Franco Frattini no es para fomentar la prudencia en los medios de comunicación a la hora de tratar temas religiosos sino que tiene como objeto el respeto miedoso a la religión islámica. Si las famosas viñetas danesas en vez de hacer una representación irrespetuosa del profeta Mahoma la hubieran hecho de la crucifixión de Cristo el comisario europeo de Seguridad, Libertad y Justicia no anunciaría ningún código censurador de lo políticamente incorrecto. Puestos a censurar la libertad de expresión la autoinquisición europea también debería incluir a los pintores, escultores, escritores,...; incluso deberían ser incluidos los cocineros que en un alarde de inspiración plasmen un profeta de caramelo sobre una tarta de cumpleaños.
La libertad es incompatible con la censura. Nuestros antepasados occidentales han dejado atrás un largo camino de lágrimas que nos obliga moralmente a no ceder ante la intolerancia. Ni siquiera la religión, por muy intocable que sea para algunas personas, es motivo para acallar la expresión. Sólo los tribunales de acuerdo con la ley pueden poner límite y sanción a los excesos del mal gusto.
Se equivocan los mandatarios europeos temerosos de la ira del Islam. Se equivoca el señor Chirac al condenar las provocaciones de la revista satirica francesa "Charlie Hebdo" sin defender el derecho de dicha revista hasta a provocar. Se equivoca el señor Zapatero con su Alianza de Civilizaciones incompatibles en la alianza. Ojalá que las generaciones futuras europeas no tengan que pagar la cobardía de los políticos de hoy por no defender la libertad a tiempo. Por no decirle al mundo musulmán que al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.