martes, agosto 29, 2006

Perder ocho años

 ¿Se pueden perder ocho años de tu vida y no volverte loca? Parece que si. El ser humano siempre nos sorprende en su capacidad de aguante. La niña Natascha Kampusch fue secuestrada cuando contaba con diez años y ha regresado con dieciocho años. Dicen que padece síndrome de Estocolmo pero lo que demuestra es una gran entereza y dignidad. Es inmune a los sustanciosos cheques que diversos medios de comunicación le han ofrecido para que incremente contando datos escabrosos su peripecia. Su intimidad le pertenece, dice esta joven con una sensatez que ojalá tuviéramos todos empezando por los que todos los días venden sus intimidades sin ninguna vergüenza en las televisiones.



LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

Cataluña empieza a pagar su independencia

  Nada es gratis. Cataluña empieza a pagar su independencia con caídas importantes en su PIB, unas caídas que ya...