jueves, agosto 31, 2006

Haciendo las guerras

 Hemos pasado de hacer la guerra de las Azores a hacer las guerras por esos mundos de Dios que andan siempre peleándose entre ellos. Ahora dice el señor Zapatero que hay que enviar un batallón al Líbano porque lo solicita esa ONU del señor Annan todavía sin dimitir pese a su corrupción confesa. La ONU para este Gobierno es algo así como un Dios laico que declara la legalidad de las guerras. Me temo que yo no creo en el Dios con sede en Nueva York y tentáculos ineficaces por el mundo; trabajo me cuesta creer en el Dios divino. Tampoco diferencio entre guerras legales e ilegales. ¿No hay muertos diga la ONU disparen o lo diga Mr. Bush?
 
 ZP hace las guerras sin rubor. Envía tropas a Afganistán, el Congo, Líbano o al sitio que toque como quien envía a los niños de campamento de verano. ¿Qué importa? Van en misión de paz con un fusil en la mano por si acaso. Guerra si que era la de Irak; una contienda a la vieja usanza con declaración de guerra plasmada en una foto que pasó a la Historia haciéndonos famoso al señor Aznar fuera de nuestras fronteras.
 
 Yo me preguntó el por qué de esas guerras, de todas las contiendas bélicas apoyadas por potencias extranjeras. ¿Tenemos que ser juez y parte siempre financiando cascos azules que se sabe cuando van pero no cuando dejan su misión definitivamente? ¿No podría pagarse Israel unas tropas internacionales que rodearan sus fronteras sin que nosotros tengamos que financiar su seguridad? Y en cuanto a los soldados españoles que están en Afganistán que regresen ya, no se nos pierde nada en un país musulmán aferrado al Islam.



LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

Tamara Falcó ejerce de hermana de la novia

Tamara Falcó es la hermana de la novia, un papel de segundona sin futuro en el altar a la vista que no gustaría a muchas muejres...