martes, diciembre 05, 2006

El huso horario gallego

Lo que no se les puede negar a los nacionalistas es imaginación. Imaginan mucho estos señores de las naciones minis menos lo que deberían imaginar todos los políticos: soluciones para los problemas de los ciudadanos.

El problema de Galicia no es que sea la segunda Comunidad Autónoma donde ha aumentado más el paro en el mes de noviembre, ni que miremos temerosos al cielo cuando llueve temiendo las inundaciones que favorece el monte quemado el pasado verano, ni las listas de espera de la sanidad,... No, señores. Nuestro mayor problema según los imaginativos nacionalistas gallegos es que no llevamos el reloj en hora. Todos con la hora de Madrid cuando teníamos que llevar la de Portugal.

Miraron los meridianos y se dieron cuenta de que nos corresponde una hora menos y allá le van con el cuento al Presidente Touriño que preside mucho y no manda nada. Como tampoco nada manda el señor Zapatero en Madrid. En este país o Estado o Nación descuartizada o ya no sé ni lo que es mandan los nacionalistas. La prueba la tuvimos ayer cuando el señor Blanco ante una pregunta de una periodista en una rueda de prensa califico el cambio horario en Galicia de "una chorrada" pero cuando se enteró que "la chorrada" era un invento del BNG que ha hecho al señor Touriño presidente de la Xunta, empezó a hablar de una posibilidad por eso del ahorro energético.

Poco o ningún ahorro energético iba a haber con una hora menos. Íbamos a gastar la misma energía en los electrodomésticos en los radiadores y demás aparatos. Sólo se conseguiría un elemento más de aislamiento de Galicia no sólo del resto de España sino también de una buena parte de Europa.

Los chicos de la turismofobia

Bienvenido, Mr Marshall decía el título de una archiconocida película del cine español. Eran otros tiempos. Unos tiempos en los que ...