TAROT GRATIS

TAROT GRATIS
TAROT GRATIS

lunes, mayo 12, 2008

Una foto con la poligamia

 Dice la vicepresidenta que no sabía que el nigerino con el que se fotografió era polígamo. Al parecer, la señora de la Vega se presta para fotografiarse antes de que le presenten a los desconocidos. Después pregunta, o a lo mejor tampoco pregunta, se limitará a suponer que la joven compañía femenina se trata de las bellas hijas del varón machista de Níger.
 
 No quiero pensar que la número dos del señor Zapatero se nos ha "modernizado" retrocediendo a la Edad Media, ahora que anda con la libertad religiosa rondándole la cabeza. Si en la libertad religiosa del gobierno ZP tiene cabida la poligamia, apaga y vámonos. No, no quiero pensarlo. Se me pone la piel de gallina con sólo pensar en una ley que legalice en España la unión de un macho con un harem sumiso a sus órdenes de canalla.
 
 La fotografía no tiene desperdicio. Es una instantánea que inmortaliza dos civilizaciones incompatibles. Por un lado, la vice, una mujer con un importante cargo político en un gobierno occidental. Por otro lado, el atraso social de la África islámica representado en unas mujeres que no sueñan con ocupar la vicepresidencia del gobierno de su país ni hacer otra cosa que no sea tener hijos a destajo por motivos religiosos. ¡Qué momento para soltarle cuatro verdades al empresario de Níger! Doña María Teresa no lo hizo, practicó la libertad religiosa y después se asustó al verse en la foto. No era para menos: la fotografía es un insulto al feminismo.
 
 La libertad religiosa, que esta última semana anda tan en boca de todos, hay que limitarla con los derechos humanos para no caer en el libertinaje en nombre de un Dios. Que no me hablen de libertad para un matrimonio forzado o para compartir mi vida con las tres amantes de un señor medieval, por no citar otras atrocidades que sufren las mujeres en los países musulmanes. Esas "libertades" no pueden tener cabida en un país occidental. Espero que no se cuelen en la ley de libertad religiosa que tan preocupada trae a la señora de la Vega estos días; una ley que hay que endurecer para obligar a las religiones, especialmente a la islámica, a respetarnos a las mujeres.



Enviado desde Correo Yahoo!
La bandeja de entrada más inteligente.