TAROT GRATIS

TAROT GRATIS
TAROT GRATIS

lunes, diciembre 10, 2007

La Cumbre de Lisboa

 Gadafi llegó a Lisboa con una jaima, marcando diferencias con los encorbatados líderes europeos que también asistían a la Cumbre. Él iba a los suyo, con sus costumbres y con una idea para solucionar la emigración de los libios al Viejo Continente: mil millones de euros. Casi nada. Del dinero que le iba a dar a los millones de la subvención no dijo nada.
 
 Tampoco los demás presidentes africanos dieron cuenta del destino de las subvenciones cobradas. Eso sí, hablaron de la colonización, tema antiguo hasta en los libros de texto. El atraso económico es consecuencia de la colonización pasada. Los últimos años andan colonizados por los empresarios chinos, que llegaron allí invirtiendo en yacimientos de materias primas. Pero esos son amigos. Tienen en común el escaso respeto por los derechos humanos.
 
 En Europa los derechos humanos también se olvidan cuando se pone en marcha la diplomacia. El primer ministro británico le hace ascos al presidente de Zimbague, pero Gran Bretaña envía periódicamente al Príncipe de Gales a fotografiarse en la muralla china. El señor Sarkozy promete en Lisboa recibir en el Palacio del Elíseo a Gadafi. El señor Zapatero no sé si recibirá en La Moncloa al de la jaima, pero, pese a sus discursos grandilocuentes, también estrecha lazos con la China Popular. Hay que apoyar a los empresarios de la Patria. Los derechos humanos de los chinos de a pie, ¿qué nos importan?
 
 La Cumbre terminó dejando patente la evidencia de que los africanos emigran empujados por la explosión demográfica que empeora su pobreza. La natalidad desatada también fue la causa de las emigraciones masivas del pasado. El interrogante es si es posible que los países africanos lleguen a ser países desarrollados con el lastre de unas costumbres y una religión que avanza por tierras africanas (el Islam) estrangulando el progreso.



¿Chef por primera vez? - Sé un mejor Cocinillas.
Entra en Yahoo! Respuestas.