sábado, diciembre 29, 2007

La familia cristiana se manifiesta

 Las familias cristianas perfectas se manifiestan antes de que el fantasma del divorcio exprés, inventado por ZP, las hunda en la imperfección. Todos a la plaza de Colón dice la Iglesia clerical. Y allí van.
 
 La solución al desamor parece que es salir a la calle jurando unión eterna, sobre todo cuando el sí ante el altar ya ha quedado un poco obsoleto. La convivencia mata el amor del noviazgo, apaga la pasión con los problemas. Se necesitan ganas de matrimonio para toda la vida para resistir.
 
 Los hay que resisten. Son familias cristianas a la vieja usanza: padre, madre e hijos. Muchos hijos a poder ser. Tantos como los que procrean las familias numerosas que se asocian y van de manifestación un domingo 30 de diciembre a Madrid. Otros también baten récords de bodas de plata con menos descendencia. Pero todos estos matrimonios largos son el café descafeinado del amor. Pasaron del te amo al te quiero, del amor al cariño, de los otros (casi siempre otras) al perdón. Y entre engaños conyugales y algún que otro traspiés, tuvieron tiempo para criar hijos y darle la bienvenida a los nietos.
 
 Eso es la familia católica: cariño, perdón, ayuda, sufrimiento, resignación. Es lógico que esté en crisis. El cariño nos sabe a poco, queremos marcha, pasión, un marido como Sarkozy que nos lleve a tomar las uvas a la sombra de las pirámides de Egipto. ¿Qué es eso de ir a la casa de la suegra por Navidad? Y el marido también quiere a una Carla Bruni que lo mire con ojos de novia. Las comidas familiares no se pueden comparar con la felicidad sentimental del presidente francés.
 
 No, las manifestaciones de familias cristianas no van a reducir el número creciente de divorcios. El Papa puede decir misa. Aquí manda el amor pasional más que Benedicto XVI. ZP lo sabe y por eso puso el divorcio a corto plazo. Nos quiere felices. Quiere que nos casemos todos, incluidos los homosexuales, y que nos divorciemos rápido. Tres meses de papeleo y nueva boda. El señor Zapatero sabe que el modelo de familia del siglo XXI es el del Sarkozy: varias bodas e hijos de varios matrimonios. Los curas no se quieren enterar; esperan que venga el PP en marzo a salvar al matrimonio católico. ¿Cómo? ¿Con la derogación del matrimonio civil homosexual? No se atreverá el señor Rajoy a hacer tal cosa. ¿Con un divorcio menos exprés? Tampoco perderá el tiempo en atar a los que no quieren ataduras. ¿Con la abolición del aborto? Don Mariano ya ha dicho que defiende la actual ley del aborto con el tercer supuesto  (riesgo grave para la salud física y psíquica de la madre) incluido.
 
 A la familia tradicional católica sólo la defiende la Iglesia clerical. El PP de don Mariano está por la modernidad. Como la mayoría. Como los que queremos divorciarnos cuando el cónyuge se vuelve inaguantable. Como los que no queremos sufrir.



¿Chef por primera vez? - Sé un mejor Cocinillas.
Entra en Yahoo! Respuestas.

Tamara Falcó ejerce de hermana de la novia

Tamara Falcó es la hermana de la novia, un papel de segundona sin futuro en el altar a la vista que no gustaría a muchas muejres...