jueves, abril 24, 2008

Piratas de nuestros días sobre el "Playa de Bakio"

Los piratas del siglo XXI están en el océano Índico, muy lejos del Caribe donde antaño cometían sus fechorías. La piratería en el mar no es cosa de películas, que se lo pregunten a la tripulación del "Playa de Bakio", un atunero que cayó en sus redes como en otros tiempos caían los galeones españoles bajo el fuego de los corsarios animados y protegidos por Su Graciosa Majestad británica.

Estos piratas somalíes no parecen tener un rey que los aliente, todo lo más tendrán un jefe tribal o un brujo de esos que hacen santerías en un rincón de la selva mientras la OTAN mira hacia otro lado y la ONU no se entera de qué va el cuento. No pasa nada. Un atunero no es un petrolero a la deriva y además navega bajo el pabellón de un país, España, cuyas relaciones internacionales cojean. Los marineros del "Playa de Bakio" pueden esperar poco del Gobierno del señor Zapatero. El barco de guerra tardó cuatro días en llegar, los aviones llegaron antes, pero van sólo a mirar, los amigos (si es que de tal se pueden calificar EEUU y Francia) están ausentes. ¿La solución? ¿Pagar el rescate? Sería una solución puntual que abriría la veda a la caza del barco español de turno.

Decía antes que los marineros españoles poco pueden esperar del Gobierno. De la oposición que esperen menos: en Génova 13 están a los suyo, es decir, a pelearse entre ellos. El atunero secuestrado les queda tan lejano como las carabelas de Colón. Que nadie moleste a don Mariano con una historia real de piratas marinos; estos días sólo tiene oídos y pensamientos para la señora Aguirre.

Tamara Falcó ejerce de hermana de la novia

Tamara Falcó es la hermana de la novia, un papel de segundona sin futuro en el altar a la vista que no gustaría a muchas muejres...