jueves, enero 17, 2008

El himno sin letra y Cubero sin gloria

 Poco dura la alegría en la casa del pobre porque los necios elevan sus voces en una conjura contra quien necesita un rayo de esperanza. Ellos, señoritos de la izquierda y señoritos de la derecha, están por encima del bien y del mal, disfrutan pisando al necesitado, al que la suerte le dio la espalda hasta que un día una llamada anunciándole que sus versos habían sido elegidos para la letra del himno le iluminó el futuro con el es posible soñar.
 
 Pues no, no fue posible que la letra escrita por el señor Cubero sea cantada en este país clasista. Los medios de comunicación pusieron el grito en el cielo, los políticos se sumaron al rechazo de la prensa y el cantante dijo que él sólo cantaba "una letra profunda escrita por un escritor". ¿Qué entenderá don Plácido por "un escritor"? ¿No es escritor un señor que sobrelleva la depresión que produce el desempleo escribiéndole poesías a su esposa? ¿O es que para ser denominado "escritor" hay que tener un libro en la sección de novedades de la librería de El Corte Inglés adornado con un papelito que ponga "premio Planeta"? ¿Quiere decir don Plácido que sólo es escritor el individuo al que le publican las editoriales y al que le regalan los periódicos una columna bien pagada?
 
 Un escritor es el que coge un folio en blanco y lo llena de palabras sin dudar en el argumento. Un escritor es el hombre o mujer desbordado por la imaginación. Un escritor es el que imagina una historia tras cada persona desconocida. ¿Y qué decir cuando el escritor además de prosa escribe verso? Entonces el escritor es él mismo poesía. Y más poesía es cuando la necesidad le aprieta la vida en un abrazo asfixiante, cuando Dios le envía como látigo para autoflagelarse el don para escribir y no volverse loco en una España madrastra de alguno de sus hijos.
 
 Hoy muchos Paulinos y Paulinas, sin la suerte de los señoritos, sienten  suya la decepción de don Paulino Cubero como hace unos días sintieron su alegría como una esperanza para ellos mismos. Yo conozco personalmente a una poeta que, como el señor Cubero, escribe en el anonimato absoluto pese a tener parte de su obra escrita en gallego. No me pregunten quien es. Súmense a mi deseo de que esta España nuestra no le cierre la puerta del es posible a los escritores anónimos. Que no haya un poeta sin esperanza en el futuro ni un futuro sin la voz emocionada de un poeta. Que si el himno de España llega a tener letra, sea un poeta perdedor el que lleve la gloria de unirnos a los españoles en un canto común.



Web Revelación Yahoo! 2007:
Premio Favorita del Público - ¡Vota tu preferida!

Los chicos de la turismofobia

Bienvenido, Mr Marshall decía el título de una archiconocida película del cine español. Eran otros tiempos. Unos tiempos en los que ...