viernes, enero 25, 2008

Prodi se va armando ruido

 Cuando las barbas de tu vecino veas cortar por las tuyas a remojar. Si el refranero no se equivoca, el futuro cercano de la crispación política española puede ser una sesión de boxeo en las Cortes entre un parlamentario que da la confianza al Presidente del Gobierno y otro parlamentario que le afea el gesto con un certero insulto.
 
 Hay amores que matan y palabras que hieren. El senador Nuccio Cusumano no pudo soportar la herida del insulto de don Tomasso y se desplomó en su escaño como una paloma herida por un gavilán. No era para menos. Al que había roto el fuego se habían unido los del grupo del señor Berlusconi en un dale más al tránsfuga. Pobre hombre. Él sólo quería el bien del país, entendido a su manera, claro.
 
 Las peleas son una radiografía de los que lleva dentro el ser humano, siempre con tendencia al mal creyéndose buena persona. Analizando los insultos (que no voy a reproducir) del senador Barbato y compañía, podemos llegar a la conclusión de que en el senado italiano hay violencia y homofobia. ¿Qué dirán los homoxesuales italianos? Deberían manifestarse ante don Tomasso, pedirle una rectificación, una promesa de que será buen anciano en el futuro, de que no escupirá al que opine de forma distinta, aunque sea un tránsfuga que se le escapa de su partido para el partido del señor Prodi.
 
 Es importante que las formas se conserven, y mucho más en personas, como los políticos, que deben dar ejemplo de cortesía parlamentaria a los ciudadanos que los votamos. ¿Cómo le van a exigir a un niño padres y profesores que no insulte ni pegue a un compañero o al hermanito menor cuando ve en el telediario a un senador agrediendo a otro? Imágenes como las protagonizadas por los senadores italianos potencian la violencia que tanto cuesta erradicar de la sociedad.
 
 



¿Con Mascota por primera vez? - Sé un mejor Amigo
Entra en Yahoo! Respuestas.

Tamara Falcó ejerce de hermana de la novia

Tamara Falcó es la hermana de la novia, un papel de segundona sin futuro en el altar a la vista que no gustaría a muchas muejres...