miércoles, marzo 29, 2006

Reunión de Rajoy y ZP

La esperada reunión entre ZP y el líder del principal partido de la oposición no dio para mucho más que para una foto y un apretón de manos. Lo que hablaron en dos horas y media largas quedo en el silencio de las paredes porque sólo dijeron a los medios de comunicación lo políticamente correcto pero se callaron lo que nos interesaba a muchos.

Al final ¿hasta dónde está dispuesto el señor Zapatero a llegar en concesiones a la banda terrorista ETA en la presunta negociación que se trae entre manos?... ¿Acercamiento de presos al País Vasco? Supongo que será lo primero. ¿Liberación de reclusos etarras sin delitos de sangre? También supongo que lo hará. ¿Liberación de presos terroristas con muertos a sus espaldas?... ¿Y la Justicia con las víctimas?... Palabras peores serían un regalito de autodeterminación arrodillándonos a todos ante el temor a las pistolas.

Es el señor Zapatero un as a la hora de llegar a acuerdos como sea. Ahora parece que ha encontrado la solución mágica de Harry Potter para atraer a don Mariano hacía su camino de perdición de la otrora España. Hacen una foto, fuman el puro de la concordia y mientras don Mariano dice que le digo que no se paga un precio político, ZP dice que hablara con el señor Rajoy solamente, supongo que porque le parece más sumiso a su futuro acuerdo con los etarras que otros líderes del PP.

Daban la impresión ambos políticos ayer a las puertas de la Móncloa que más que en este país, que nos están haciendo multinación, pensaban en las cuentas de la feria de los votos. ZP se siente ganador de una mayoría absoluta con la ETA callada en una tregua que en principio no se sabe lo que traerá y don Mariano cree que tiene que apoyarlo en el "como sea" de la paz para que no se le escapen papeletas en las urnas hacía los socialistas. ¿Y el país?... ¿Y la libertad?... ¿Y la dignidad?... ¿Y la Justicia?... ¿Serán el precio de la paz?... No importa: el domingo hay liga y en verano vacaciones. Nuestros nietos heredaran los Reinos de Taifas de la Multinación.

Los chicos de la turismofobia

Bienvenido, Mr Marshall decía el título de una archiconocida película del cine español. Eran otros tiempos. Unos tiempos en los que ...