martes, junio 20, 2006

A la deriva

  Este país va a la deriva hacía ninguna parte. Nunca se llega a puerto cuando el patrón no sigue ruta conocida y lleva el timón a golpe de capricho tanto propio como del socio que ha dejado en tierra pero que se sube al barco según le convenga. El pasado domingo los ciudadanos catalanes dieron un "sí" al Estatut desde la mínima participación en el referéndum. Unos y otros se apresuraron a interpretar la abstención. Algunos hasta la obviaron. Me refiero a los del Gobierno tanto Central como de Cataluña. El señor Zapatero se agarra al "sí" por los pelos de la participación y sigue conduciendo el barco patrio hacía la deriva de sus caprichos.
 
 Ahora toca esa paz que quiere comprar en un mercadillo de subastas. No importa que siga habiendo estorsión a los empresarios. Tampoco le importa el dolor de las víctimas. Menos le importa que los asesinos de concejal del PP Miguel Ángel Blanco lejos de mostrar arrepentimiento se chuleen en el crimen. ¿Nos merecemos este Presidente?... 



LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

Los chicos de la turismofobia

Bienvenido, Mr Marshall decía el título de una archiconocida película del cine español. Eran otros tiempos. Unos tiempos en los que ...