miércoles, junio 14, 2006

La intolerancia nacionalista

 
 
  El nacionalismo siempre lleva a un recorte drástico de las libertades individuales. Sólo hay que ver la campaña electoral del Estatut para comprobar los efectos perniciosos que sobre la libertad tiene la ideología nacionalista llevada hasta sus últimas consecuencias. Empezó siendo el señor Espada agredido por los independentistas en un acto de Ciutadans de Catalunya, siguieron las agresiones con el señor Rajoy y ayer martes le tocó al señor Acebes. El nacionalismo catalán, en el que se incluye el PSC sin complejos, quiere acallar la opinión contraria. Pretende imponer el pensamiento único y para ello no duda en recurrir al boicot de mítines de sus contrincantes no nacionalistas ni a la justificación cobarde de dichas actuaciones siempre condenables y nunca justificables por cualquier persona de bien.
 
  La respuesta al nacionalismo está el domingo en las urnas. Los ciudadanos de Cataluña tienen en su papeleta el poder de decir ¡basta! con un "no" contundente al nacionalismo que es tanto como un "sí" a la libertad. Ojalá que tengan los catalanes el valor de darle un portazo al nacionalismo.

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
Regístrate ya - http://correo.yahoo.es

Los chicos de la turismofobia

Bienvenido, Mr Marshall decía el título de una archiconocida película del cine español. Eran otros tiempos. Unos tiempos en los que ...