miércoles, junio 28, 2006

Perdiendo como siempre

Raúl consuela a Cesc. (REUTERS) MÁS FOTOS
 
 De todo a nada. La selección de Luis Aragonés empezó sirviendo el mejor plato en el primer partido contra Ucrania y terminó doblando la servilleta en su partido decisivo para cuartos. Actuó el combinado nacional como el alumno que aprueba con sobresaliente manualidades y va rebajando la nota durante el curso hasta acabar repitiendo el fracaso escolar de siempre. Ya se vio en el partido contra Arabia Saudí que la cosa no prometía. Los del banquillo tenían bien ganado el puesto por mucho que Raúl y compañía se cabrearan proclamando sus sacrosantas individualidades sobre la importancia de un equipo cohesionado en el buen juego. El primer mal paso del señor Aragonés fue dejarse ganar el pulso por la vaca sagrada nacional del Real Madrid. Don Raúl volvió a mostrar su declive futbolístico que contagió de mal juego al resto de sus compañeros. El mal ambiente de un vestuario siempre lleva a perder partidos. Ahí es donde se ve la talla de un entrenador. A los díscolos ni siquiera se los debe convocar hasta que les entre la humildad y dejen de pensar en sí mismos para pensar en el bien del equipo.



LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

Cataluña empieza a pagar su independencia

  Nada es gratis. Cataluña empieza a pagar su independencia con caídas importantes en su PIB, unas caídas que ya...