lunes, septiembre 18, 2006

Oriana Falacci

  Doña Oriana Falacci se fue en silencio como una Greta Garbo del periodismo que dice lo que tiene que decir y se aparta de la gloria de las portadas hasta que caen las Torres Gemelas y sale con la última palabra para subrayar las debilidades de Occidente.
 
 El sábado se llevo el obituario de calle en los periódicos. En ninguno de los que leí encontré una encendida alabanza. Casi me gustaron más los artículos que le escribieron los enemigos que los que le regatearon los amigos. Nuevamente me reafirme en mi tesis de que la amistad no existe porque es como un coche que te lleva de pasajera hasta que te conoce y te deja en la parada que le conviene.
 
  La señora Falacci no era una mujer a la que se le arrimaran las amistades. Es un honor que tenemos los que decimos lo que pensamos, sobre todo si somos mujeres. A las féminas se nos permite menos la palabra desnuda porque la sociedad nos destina a adornar de belleza un jarrón masculino y a derrochar cariño entre ancianos y niños que encima Dios nos hizo la faena de obligarnos a parir con un dolor que nos impone la Seguridad Social regateandonos una epidural.
 
 No creía en Dios doña Oriana pero se definía como "cristiana atea". Una definición que la honraba porque no hay nada más grande que sentir propias las raíces culturales de tus antepasados y no avergonzarte de ellas. En esta Europa nuestra no se lleva presumir de cristianos, ni siquiera reconocer que sólo en el mundo cristiano hay democracias. Está de moda ser progre y ver en el mundo musulmán una cultura a aliar. Mal vamos por ese camino. Como decía la señora Falacci estamos en Eurabia. Si no lo estamos lo estaremos en el futuro cuando los musulmanes residentes en Europa consigan imponer en las leyes europeas la poligamia. Mal futuro nos espera si no aprendemos a defender nuestra cultura. Mal futuro para todos, pero mucho peor para las mujeres. Ojalá que los pesimistas por una vez no acertemos o, para nuestro bien, como decía Keynes "a largo plazo todos muertos".



LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

Los chicos de la turismofobia

Bienvenido, Mr Marshall decía el título de una archiconocida película del cine español. Eran otros tiempos. Unos tiempos en los que ...