TAROT GRATIS

TAROT GRATIS
TAROT GRATIS

viernes, noviembre 16, 2007

El guateque de los funcionarios

 El señor Gallardón tenía un guateque de funcionarios comisionistas en el ayuntamiento de Madrid sin saberlo, o sin querer enterarse. ¿Cómo va a estar en esas cosas un político con aspiraciones a La Moncloa? Él estaba pensando en su mudanza de un despacho mediano a un despacho de grandes dimensiones en el nuevo edificio municipal, mientras no toca el escaño en el Congreso de los Diputados.
 
 Los funcionario corruptos nada tienen que ver con don Alberto. Él y sus concejales están en la cosa política, entiéndase ganar elecciones, cobrar el sueldo, aparecer por los plenos municipales y aprobar los presupuestos de la villa y corte. La cosa administrativa corrupta no los salpica. Ellos no robaban, sólo dejaban robar.
 
 La solución a los latrocinios del guateque funcionarial ya la ha encontrado el señor Gallardón: la privatización de la concesión de licencias. ¿Cómo no se le habría ocurrido antes? Sólo tenía que sacar el conejo de la chistera de la política económica de derechas radicales.
 
 La privatización es la solución. Fuera funcionarios. ¿Y el jefe del personal municipal? Supongo que sobra. Si se pueden privatizar las tareas realizadas por funcionarios también se podrán privatizar las tareas realizadas por el alcalde, digo yo. Por ejemplo, privatizar el control del funcionariado que no han realizado don Alberto y sus concejales. Claro que no había tiempo: el jefe no trabaja, sueña. Sus sueños de suceder al señor Rajoy en la candidatura a la presidencia del Gobierno le quitan mucho tiempo.
 
 Seguramente en otros ayuntamientos regidos por alcaldes menos soñadores, algunos funcionarios también andan de guateque. Las calderadas suelen ser plato de todas las casas y de todas las ideologías porque el dinero tienta a poner la mano pidiendo propina por un okey a una cafetería o a aceptar la recompensa de un agradecido ciudadano que busca al funcionario amigo de sus amigos para solucionar lo suyo. Siempre ha ocurrido. Afortunadamente, parece que, una vez que los malayos  de Marbella desfilaron por la cárcel, empiezan a desfilar los del guateque de Madrid. Esperemos que por la pasarela de la Justicia desfilen todos los que son y no sólo todos lo que están.



¡Descubre una nueva forma de obtener respuestas a tus preguntas!
Entra en Yahoo! Respuestas.