jueves, noviembre 08, 2007

El sueño de Fraga

 Soñar es fácil, sobre todo cuando tienes a mano dinero para realizar los sueños. Fue lo que le ocurrió al señor Fraga: pensó un día en un sueño para Galicia, o para sí, que en un presidente viene a ser lo mismo. Los presidentes, sean de una Comunidad Autónoma o del Estado completo, suelen identificar su persona con el conjunto del país. Ellos se creen país por cuatro años y empiezan a soñar, sentados en el cómodo sillón de mando, con las formas de dejar su nombre sellado sobre el terruño.
 
 Los faraones en Egipto hicieron lo mismo: soñaron con unirse a Dios en una pirámide que conservara sus cuerpos momificados par la eternidad. Y sus sueños se hicieron realidad. Los sueños de don Manuel van también por buen camino. Cada año más dinero se destina a construir unos edificios que no se sabe para qué son, pero se sabe que cuestan caros. Seiscientos  millones de euros dicen que va a ser el importe final. Una millonada con la que se podrían construir varias residencias de ancianos diseñadas por un arquitecto más barato que Peter Eisenman.
 
 Ahora andan investigando en el Parlamento a ver quien derrochó más en el Monte Gaiás. Todos derrocharon: don Manuel y sus pupilos y estos del cambio para otro sueño en el que cabe la ensoñación del ex Presidente. Los políticos tienen en común el estilo faraónico de los sueños. En eso se diferencian de nosotros, los ciudadanos de andar por la calle: ellos sueñan con escribir su nombre en un monumento que entre en la eternidad del arte histórico y nosotros soñamos con llegar a fin de mes estirando los euros del salario modesto.
 
 
 
 



¡Descubre una nueva forma de obtener respuestas a tus preguntas!
Entra en Yahoo! Respuestas.

Tamara Falcó ejerce de hermana de la novia

Tamara Falcó es la hermana de la novia, un papel de segundona sin futuro en el altar a la vista que no gustaría a muchas muejres...