martes, mayo 09, 2006

El arrepentimiento de los hijos pródigos

  
 
  Nunca entendí la parábola del hijo pródigo. Recibir con los brazos abiertos a la oveja descarriada dándole la espalda a la oveja obediente que da leche sin protestar y ofrece su lana sin quejarse no me parece un proceder muy justo. Ni siquiera en el caso de que pasemos el ejemplo de las ovejas al de los hijos soy yo muy partidaria de recibir con los brazos abiertos a la bala perdida olvidando al hermano ejemplar. No sé si podría perdonar los disgustos ocasionados por el  hijo pródigo, pero con perdón o sin él se los recordaría toda la vida aunque sólo fuera para curarme en salud por si le viene la tentación de volver a las andadas.
 
 La parábola del hijo pródigo parece que empieza a serle aplicable a los batasunos. Decía el señor Otegui en el diario catalán "Avui" que cometieron el "error evidente" de haber dado a entender "que el sufrimiento de los otros nos era igual y que el fin lo justificaba todo". Bienvenido a la democracia don Arnaldo si es que es ese el camino que han tomado, pero a diferencia del padre del hijo pródigo espero que el señor Zapatero no le abra los brazos saldándole las deudas con la Justicia a batasunos y etarras mediante el regalo de un indulto.
 
 



LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

Tamara Falcó ejerce de hermana de la novia

Tamara Falcó es la hermana de la novia, un papel de segundona sin futuro en el altar a la vista que no gustaría a muchas muejres...