lunes, mayo 22, 2006

Hacia la "paz" con el eco de la violencia



Ayer gritaba el señor Zapatero en un mitin en Barakaldo que en junio pedirá permiso al Congreso para dialogar con la banda terrorista ETA un vez comprobado que los mimbres para el diálogo están puestos en un alto el fuego verdadero. En los mítines siempre se grita hasta el delirio para arrancar los aplausos de la euforia de la multitud pero esta vez los aplausos que ansían la paz verdadera no acallan el eco de la violencia que se bautizo como "anarquismo" resucitando un término antiguo la primera vez que volvió la gasolina incendiaria tras el 22 de marzo. Vamos hacia la "paz" zapateril que no se puede prever cosa buena. Vamos hacia la paz del miedo. Vamos hacia la paz de darlo todo por liquidación de tienda bajo el temor del ladrón que entra por los últimos euros de la caja registradora gritando "o la bolsa o la vida". Esa es la paz cobarde de quien negocia dándole la voz cantante a los cantores de la violencia.

Para esa paz no hacían falta mil muertos asesinados, no hacían falta secuestrados ni heridos. Tampoco se necesitaban familias rotas por el terror asesino de las pistolas. Haber hecho antes el proceso de humillación del Estado de Derecho Español y hubiéramos evitado víctimas inocentes condenando la libertad de la mayoría a la dictadura del terror de unos pocos. Para esta paz no hace falta el Gobierno y mucho menos la Monarquía.

Tamara Falcó ejerce de hermana de la novia

Tamara Falcó es la hermana de la novia, un papel de segundona sin futuro en el altar a la vista que no gustaría a muchas muejres...