martes, abril 04, 2006

La obsesión de Beckham

 nuevodavid5.jpg
 
 Nadie diría a primera vista que el señor Beckham tiene algo en común con el marido maltratador de Julia Roberts de "Durmiendo con su enemigo" como tampoco la esposa maltratada de este film americano es comparable a la señora Adams. Pues sí tienen algo en común: la obsesión por el orden.
 
 El futbolista del Real Madrid reconoce que no puede tener nada desordenado en su habitación. Debe ser un gusto ver su cuarto bien ordenadito, sus neveras con las bebidas en fila india y todo su entorno habitacional impecable para que la estrella del balonpié pueda descansar cómodamente.
 
 Es don David un buen chico para yerno si no fuera cierto eso de que tiene muchos amoríos extramatrimoniales. A ninguna suegra le gusta que le pongan los cuernos a su hija aunque sólo sea porque de tanto ir el cántaro a la fuente el matrimonio puede acabar en divorcio mal avenido. Pero no me digan que un hombre ordenado no es una especie en extinción. Yo no conozco a ninguno.



LLama Gratis a cualquier PC del Mundo.
Llamadas a fijos y móviles desde 1 céntimo por minuto.
http://es.voice.yahoo.com

Los chicos de la turismofobia

Bienvenido, Mr Marshall decía el título de una archiconocida película del cine español. Eran otros tiempos. Unos tiempos en los que ...